Opinión

Opinión

Un nodo logístico

Por
  • Diario del AltoAragón
OPINIÓNACTUALIZADA 22/09/2022 A LAS 00:05
terminal intermodal de mercancías literaTIM
terminal intermodal de mercancías literaTIM
Pablo Segura

LA NUEVA TERMINAL de mercancías LiteraTIM abrirá en Tamarite a finales del primer trimestre de 2023 con lo que se reforzará el nodo logístico ya existente con la TIM de Monzón, impulsada por el mismo grupo. En este caso, Samca con los puertos de Barcelona y Tarragona y Renfe, a través de LogiRail, ponen en marcha el apartadero que tendrá una capacidad de ocho trenes diarios para mover 15.000 contenedores al año. Ya están en marcha las obras para adecuar el apartadero de La Melusa, tras adjudicarse la gestión de la instalación propiedad de Adif.

Con estas instalaciones, los promotores completarán la actividad que ya desarrollan desde la TIM de Monzón, que se creó inicialmente para traer la materia prima a la fábrica Brilen de Barbastro, y que se ha convertido en una terminal de referencia, que también se amplió para poder mover graneles. De este modo, Monzón y Tamarite se convierten en una plaza importante, dentro de la apuesta de Aragón por la logística, pero también dentro del conjunto nacional.

Es una constatación del potencial logístico de Aragón y, en concreto, del sur de la provincia por su proximidad a los puertos desde un entorno de producción del sector primario que hay que canalizar.

En este caso, los productos refrigerados cárnicos y la alfalfa -Huesca es la tercera provincia de España en producción- serán las principales mercancías que salgan hacia los puertos de Barcelona y Tarragona. Esta infraestructura, sin duda, alentará el crecimiento del sector agroalimentario y de algunas industrias al calor del tren, que permitirá al mismo tiempo contribuir a la descarbonización y suprimir el uso de 30.000 camiones y la emisión de 4.300 toneladas de CO2 al año. Huesca refuerza su posición estratégica.

Diario del AltoAragón

Etiquetas