Opinión

TRIBUNA ALTOARAGONESA

Nuestros valores

Por
  • Celia Rajoy, presidenta del Partido Popular de Barbastro
OPINIÓNACTUALIZADA 14/10/2022 A LAS 00:05
Fernando Torres, alcalde de Barbastro en la entrevista concedida a DIARIO DEL ALTOARAGÓN.
Fernando Torres, alcalde de Barbastro en la entrevista concedida a DIARIO DEL ALTOARAGÓN.
Á. H.

El 26 de mayo de 2019 cambió la historia de Barbastro. Tras veinte años ininterrumpidos de gestión socialista en la ciudad, con Antonio Cosculluela al frente, los vecinos decidieron que había llegado el momento del cambio. Dos décadas después, una nueva generación de barbastrenses daba un paso al frente para asumir la gestión municipal e intentar mejorar nuestra localidad. No tenían experiencia política, pero sí que aunaban en sus personas el conocimiento de nuestro querido Barbastro, su implicación en el día a día social, cultural, deportivo y económico, así como unas enormes ganas por modificar la forma de hacer política.

No podían imaginar en ningún momento que se avecinarían meses tan complicados. La inmensa mayoría de los habitantes de nuestro país no habían vivido en primera persona una pandemia y llegó el momento de afrontarla y superarla. Todo un reto para los dirigentes públicos y más aún cuando ese hecho llegaba sin haber cumplido su primer año de labor. Pero no había excusas. Era necesario dar lo mejor de sí mismos y así lo hicieron. De nada servía la falta de bagaje porque los problemas no esperan y las soluciones había que impulsarlas desde las administraciones, aunque el presupuesto fuera poco, la colaboración del Gobierno de Aragón o del Estado escaso, y las necesidades cada vez crecientes.

El resto de la legislatura no está siendo sencilla. Ha obligado a posponer o retrasar algunas actuaciones porque proteger la salud era la principal preocupación y ocupación. Después era el turno de apoyar a todas las personas que estaban viviendo con grandes dificultades como consecuencia del parón casi completo de nuestra economía. Y a continuación llegó la crisis energética, la inflación, el alza inconmensurable de la cesta de la compra...

La nueva generación del Partido Popular de Barbastro no ha vivido momentos sencillos, pero su vocación de servicio público está mucho más arraigada si cabe tras estos años tan complejos. A pesar de las afirmaciones, palabras y críticas del principal partido de la oposición, que aprovechan cualquier ocasión para erosionar e intentar sacar rédito político de cara a mayo del 2023, podemos afirmar que nosotros no somos como ellos. En nuestros valores se encuentra ayudar a toda la ciudadanía, sin excepción ni sectarismo. Sin medias verdades y poniendo a las personas en el centro porque ellas son mucho más importantes que las siglas de cualquier partido político.

En estos últimos días hemos experimentado momentos muy complicados que se han resuelto de manera rápida y ejemplar, demostrando una vez más que Barbastro es lo primero. Todos nosotros pensamos de nuestra ciudad que es el lugar ideal para vivir y que merece aparecer en los medios de comunicación por cuestiones como nuestros vinos, nuestra agroalimentación, nuestra inquietud cultural y por tener un Ayuntamiento a la altura que demandan y exigen los vecinos. Precisamente porque así sienten y creen los habitantes de nuestra ciudad, y nosotros somos fiel reflejo de la mejor manera que existe de ser aragonés, que es siendo barbastrense.

Adiós a la vieja política y todo el ánimo y la fuerza posible a los que representan y demuestran que se puede hacer las cosas de otra manera. Porque la sociedad nos exige un plus de ejemplaridad que estamos dispuestos a asumir en primera persona. ¿Harán otros partidos políticos lo mismo?  

Etiquetas