Opinión

Opinión

Innovar con el pasado

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 05/11/2022 A LAS 00:05
Presentación del proyecto.
Presentación del proyecto.
Ayuntamiento de Monzón

MONZÓN conserva todavía como parte de su ‘skyline’ la chimenea de la antigua azucarera, construida a principios de los años veinte del pasado siglo y que se erige aún como una especie de antena en torno a la que sucede parte de la vida actual. Sirve también a modo de recuerdo de una parte de la historia de la localidad, que se recuerda hoy al plantear un proyecto experimental, y seguramente de futuro. La chimenea del complejo fabril, del que se recuperaron las oficinas o la nave de la Pulpa para otros usos ciudadanos, no volverá a ponerse en marcha pero sí la actividad agrícola del cultivo de la remolacha para producir azúcar que generaba a su alrededor.

Azucarera que compra la materia primera, la empresa local Nafosa que ha gestionado el cultivo de 165 hectáreas de las que se están comenzaron a recolectar las cerca de 17.000 toneladas, la Terminal Intermodal de Monzón (TIM) desde donde se trasladarán por ferrocarril hasta la fábrica de Miranda de Ebro (Burgos) y el Ayuntamiento de Monzón hacen posible este proyecto piloto. Los resultados se analizarán pero todo parece indicar que el entorno de Monzón recuperará el cultivo de la remolacha. Además, según explican, es un cultivo que entra en rotación al retirar la alfalfa. No solo puede suponer un mayor aprovechamiento de las tierras cultivables sino de la Terminal Intermodal de Monzón (TIM), al tiempo que pone en valor la importancia del ferrocarril para el transporte de mercancías y para el cumplimiento de los objetivos de sostenibilidad de Europa. El sector primario y la TIM son una excelente combinación para el desarrollo logístico y económico.

Etiquetas