Opinión

Opinión

El plan "E" de Sánchez con fondos europeos

Por
  • Carmen Tomás
OPINIÓNACTUALIZADA 09/11/2022 A LAS 00:10
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante el debate en el Senado.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Senado.
E. PRESS

EL GOBIERNO lleva meses recibiendo palos sobre la pésima gestión que está realizando del dinero ya recibido de los fondos europeos. Han venido a España auditores de la Unión Europea, la portavoz de Control Presupuestario del Parlamento Europeo ha puesto a España a caer de un burro, las empresas se quejan de que no llega el dinero y las Comunidades Autónomas de que no hay un sistema informático donde volcar datos y que lo hacen a mano.

España ha recibido ya 31.000 millones de euros de unos fondos que estaban destinados a modernizar la economía española en áreas tan concretas como la digitalización, la eficiencia energética, las pensiones, el coche eléctrico o la rehabilitación de viviendas. Hasta el momento, el gobierno ha sido capaz de ejecutar apenas un 18% y ya hay informaciones fidedignas que aseguran que Bruselas podría estar planteándose ante este caos no entregar más dinero a España o incluso reclamar la devolución de una parte.

La respuesta del Gobierno ha sido por el momento poner en marcha un edificio y un sistema informático que, al parecer, no funciona. Eso sí, se van conociendo detalles de que se están gastando parte del dinero ejecutado, decenas de millones, en contratar personal en los ministerios y campañas de publicidad como si no hubiera un mañana. Quizás el presagio de que tienen claro que no les queda mucho en el gobierno de España, pero hay que dejar colocados a amigos, parientes y compañeros de partido.

Parece que lejos de ser agoreros y catastrofistas, como algunos dijimos desde el principio, el ejecutivo no está siendo capaz de gestionar el dinero de Europa. Sí de hacer propaganda y de acabar poniendo en marcha un “Plan E” al modo Zapatero. De hecho, se han gastado en municipios 300 millones de euros en renovar polideportivos, centros culturales o instalaciones para usos deportivos.

Mientras, la economía española está estancada, somos líderes en paro, en desempleo juvenil, aumentan considerablemente los cierres de empresas y las familias están ahogadas por la inflación y asfixiadas a impuestos. Por si fuera poco, y según la OCDE, los hogares españoles lideran la pérdida de poder adquisitivo y no recuperaremos el PIB anterior a la pandemia hasta 2024.

La irresponsabilidad e ineptitud del Gobierno está privando a la economía española, a sus empresas y hogares del impulso extraordinario que supone recibir 70.000 millones de euros a fondo perdido. Además, de la nefasta imagen y del descrédito que está llegando a las instituciones europeas, incluido nuestro gran financiador y salvador BCE, el del dictamen “corta y pega” que diría el ministro Escrivá. 

Etiquetas