Opinión

Opinión

La sanidad en coma

Por
  • Julia Navarro
OPINIÓNACTUALIZADA 09/11/2022 A LAS 00:14
Sanitarios en en una Unidad de Cuidados Intensivos
Sanitarios en en una Unidad de Cuidados Intensivos
EFE

EL ESTADO del bienestar no es tal si no dispone de un sistema de salud eficaz y universal y, en nuestro país, durante muchos años hemos podido presumir de ambas cosas. Sin embargo, desde hace algún tiempo el sistema de salud se tambalea. Somos más ciudadanos, y sin embargo el número de personal sanitario no ha aumentado como debía, y los sueldos que reciben tampoco, aunque hay Comunidades Autónomas que pagan mejor que otras. Este diagnóstico es general, no solo aplicable a la Comunidad de Madrid donde se lleva a cabo una huelga del personal sanitario.

De manera que es urgente, y desde luego urgentisimo en Madrid, que se amplíen las plantillas tanto en la Atención Primaria como en los hospitales y que se paguen unos sueldos dignos.

Pero yendo al caso concreto de Madrid, la presidenta Isabel Díaz Ayuso se queja de que los partidos de izquierda están detrás de la agitación y la huelga del personal sanitario. Pero, aunque así sea, hay una realidad innegable: en Madrid hay más de seis mil médicos con contratos temporales, y sin embargo llevan años trabajando sin que se consoliden sus plazas. Ahora parece que van a sacar unas mil quinientas plazas, cantidad que deja al pairo al resto del personal que está en esa condición de interinidad. En cuanto a la pretensión de la Presidenta de abrir centros de urgencias extrahospitalarias, para eso hace falta que contrate personal. Sin embargo pretende abrir estos centros con la mitad del personal necesario, y algunos ya los ha abierto incluso sin médicos, solo con personal de enfermería, es un brindis al sol. Y, como para abrir estos centros de urgencia, no ha contratado personal, ha ofrecido a los médicos de atención primaria que se presenten voluntarios, lo cual no es una solución, y así el fin de semana pasado cundió el caos.

Por si fuera poco, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero ha defendido, sin despeinarse, que las urgencias extrahospitalarias puedan llevarse a cabo a través de videoconsultas.

Verán, en mi opinión las videoconsultas deberían de ser la excepción y en situaciones puntuales y desde luego no en Urgencias. Eso de que un médico en vez de examinarte te diagnostique por teléfono está dando lugar a la deshumanización progresiva de la Medicina.

En mi opinión la presidenta Isabel Díaz Ayuso está cometiendo un grave error, y debería de rectificar cuanto antes. Su plan es un mal plan, así de simple y así de claro.

Pero volviendo a lo general, el caso es que España exporta médicos y personal de enfermería ya que en otros países pagan mucho mejor, más del doble de lo que aquí. Así que en nuestro país formamos excelentes profesionales que, precisamente por tener dificultades para encontrar un empleo pagado dignamente y estable, terminan emigrando. Es decir, tenemos sanitarios bien formados, pero con malas condiciones de trabajo. Y se van, nuestros jóvenes se van, según datos oficiales en los últimos diez años han emigrado 18.000 médicos. Si, tenemos un déficit de médicos y personal de enfermería, y aumentará porque a esas cifras habrá que añadir la de los que se van jubilando.

No tengo dudas de que la oposición a Isabel Díaz Ayuso hace de este problema una bandera electoral, y hacen bien porque es un asunto que afecta a la salud de los ciudadanos, de todos los ciudadanos, pero insisto, la obligación de la presidenta de Madrid, del resto de los presidentes autonómicos y de paso del Gobierno de la nación, es abordar este problema que afecta a toda España. Porque en todas las Comunidades hacen falta médicos y personal sanitario, en todas. Creo que en el debate de los Presupuestos Generales del Estado faltó una discusión en profundidad sobre este problema y quizá una reflexión: se gasta mucho en partidas que poco tienen que ver con el bien común y se es parco en el mantenimiento del Estado de Bienestar.

La realidad es que al día de hoy nuestro sistema de Salud está a un paso de entrar en coma. 

Etiquetas