Opinión

Opinión

15 kilómetros de vida

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 10/11/2022 A LAS 05:00
Imagen de la reunión celebrada este miércoles en la DPH.
Imagen de la reunión celebrada este miércoles en la DPH.
PABLO SEGURA

SI MAÑANA puedo llegar con el coche, empiezo a reconstruir Miz”. Así lo aseguraron los hermanos Allué Nasarre, de esta pequeña localidad del norte de la Sierra de Guara, perteneniente al núcleo de Boltaña, ya en marzo de 2019 cuando se avanzaba en los trámites para construir el llamado Eje Norte de Guara, apenas 15 kilómetros de vía, de los que solo tres serían de nueva ejecución, entre Bara y Nasarre. Era un día de Reyes de 1963 cuando Miguel Ángel Allué, con sus dos hermanos, sus padres y su abuelo se disponían a abandonar su casa con sus enseres cargados en machos para iniciar una nueva vida en Monzón. La falta de servicios básicos los expulsó y hoy siguen soñando con deshacer ese viaje tan largo y en el que sintieron tanto frío.

Las cuatro comarcas que confluyen en la zona -Sobrarbe, Alto Gállego, Hoya de Huesca y Somontano- así como los ayuntamientos implicados solicitan financiación a través de un convenio entre el Gobierno de Aragón y la Diputación Provincial para construir estos 15 kilómetros y cumplir con esa vieja reivindicación para conectar el valle de Nocito con el Biello Sobrarbe, tras obtener una evaluación de impacto ambiental positiva por parte del Inaga (Instituto Aragonés de Gestión Ambiental).

Son solo 15 kilómetros, con una inversión de 3,4 millones de euros, para adecuar y construir una quinta parte y unir las localidades de Las Bellostas (Sobrarbe) y Bara (Alto Gállego), dando acceso por primera vez en la historia a varios núcleos. Además, posibilitaría el tránsito de vehículos de emergencia a zonas hasta ahora inaccesibles, la llegada de la ganadería extensiva y, por supuesto, de vecinos para darle vida a la zona. El sueño de los Allué Nasarre está más cerca, pero hay que cumplirlo.

Etiquetas