Opinión

Opinión

La gestión forestal

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 11/11/2022 A LAS 00:05
Ordesa.
imagen de Ordesa.
D. A.

SIN AGUA por la sequía y con riesgo extremo por la sequedad, el calor y la escasa gestión forestal. Tras un verano en estas condiciones, los pueblos de montaña reclaman actuaciones en los montes. Es inevitable echar la vista atrás y pensar que, en este sentido, cualquiera tiempo pasado fue mejor, pero sin caer en lo bucólico-pastoril, es cierto que la gestión de los montes con los aprovechamientos de la ganadería extensiva evitan el crecimiento del bosque sobre los pastos así como la excesiva vegetación que acaba conformando masas inexpugnables y fácilmente inflamables.

La Asociación esMontañas, que preside el alcalde del municipio ribagorzano de Bonansa, Marcel Iglesias, aboga por reinventar la gestión del paisaje, desde la ganadería extensiva o su biomasa, hasta la energía que se genera y consume en estos territorios.

Muchas voces son las que apuestan por estas soluciones o similares, pero lo que sorprende es que siempre se escuchen las mismas ideas sin que termine de haber una política forestal clara para evitar riesgos y gastos innecesarios. Nadie mejor que los habitantes del medio rural para mantener su entorno, como durante generaciones. Pero, para ello, hay que apoyar la ganadería extensiva, como una forma natural del cuidado de los montes. La frase del jefe del Grupo de Refuerzo de Actuaciones Forestales del cuerpo de bomberos de Cataluña, el ingeniero de Montes Marc Castellnou, es muy elocuente: “la esperanza para evitar los incendios no somos los bomberos, es el mundo rural. Y la seguridad del mundo urbano está en manos de ese mundo rural”. En realidad, no hay dos mundos, solo debería haber uno y nuestra obligación como sociedad es preservarlo.

Etiquetas