Opinión

EDITORIAL

La tormenta perfecta

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 16/11/2022 A LAS 00:05
La consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés.
La consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés.
E.Press

NO ES EL MEJOR momento para la consejería de Sanidad para sentarse a la mesa y negociar con los sindicatos. Es la tormenta perfecta. A los problemas que arrastra desde hace semanas la Atención Primaria, con la dificultad de conseguir una cita en un centro de salud, se suma el hecho de que se hayan disparado las atenciones en urgencias por el aumento de las afecciones respiratorias como gripes, catarros, virus..., y entre estos hay muchos menores afectados. Solo en el Hospital San Jorge de Huesca se han incrementado las urgencias un 15 por ciento, entre las que se entremezclan las de adultos y pediátricas, con la dificultad añadida que genera.

En este contexto, la consejera Repollés tiene que justificar su postura, pero también escuchar las demandas de los profesionales del sector que reclaman más personal. En la provincia, se han ido paliando los problemas para cubrir vacantes que han ido surgiendo desde el verano, como en los Puntos de Atención Continuada de Canfranc y Escarrilla, o la reciente falta de oncólogos en el Hospital de Barbastro, donde se han cubierto las plazas. Pero es necesario un plan global para garantizar una estabilidad sin tener que poner parches ante situaciones concretas.

Mientras se adoptan medidas más a largo plazo, como el incremento de las plazas en los estudios de Medicina -en el caso de Huesca la implantación del grado completo-, hay que tomar decisiones de aplicación inmediata. Aunque la situación de saturación actual se considere un pico, ante eso también hay que estar preparados para responder. Las negociaciones continuarán hoy y se esperan avances que contribuyan a mejorar el día a día en la sanidad aragonesa. 

Etiquetas