Opinión

EDITORIAL

Unas exportaciones mermadas

Por
  • Diario del AltoAragón
OPINIÓNACTUALIZADA 20/12/2022 A LAS 00:05
Instalaciones del matadero de Litera Meat, en Binéfar.
Instalaciones del matadero de Litera Meat, en Binéfar.
D. A.

La Delegación del Gobierno ha anunciado la apertura de una oficina para el control de las exportaciones a terceros países desde la zona Oriental de la provincia, para que computen en Huesca. En este momento, como la mercancía de productos agroalimentarios se lleva hacia los puertos de Barcelona y Tarragona, donde donde se envía a su destino, el control se realiza en Lérida, de forma que cuenta como exportación catalana. Por ello, y para corregir esta disfunción, el Gobierno central ha apostado por aprovechar el Lame (Local Autorizado para Mercancías de Exportación) ya existente en la Terminan Intermodal de Monzón (TIM), del grupo Samca, ubicada en el polígono de La Armentera, para abrir esta oficina, con la que se conseguirá que todas las transacciones se realicen en la provincia y, por lo tanto, queden registradas aquí.

De todos modos, y desconociendo las razones por las que se contabiliza así, realmente no sería necesaria la apertura de la oficina si en Cataluña tuvieran claro y se distinguiera lo que procede de Aragón. Con el control sanitario existente, es evidente que con respecto a la mercancía en ningún momento del recorrido se pierde de vista la procedencia del producto. Además de la carne de cerdo que sale de los mataderos de Fribin y Litera Meat de Binéfar, desde el Bajo Cinca, el Cinca Medio y La Litera, se exporta mucha fruta dulce, alfalfa deshidratada, pollos de San Esteban de Litera, vacuno...

La Delegación del Gobierno aboga por que exista una oficina en la zona oriental, ya que en estos momentos solo hay en Zaragoza y en la capital oscense, por el volumen de operaciones.  

Etiquetas