Opinión

Opinión

Restitución territorial

Por
  • Diario del AltoAragón
OPINIÓNACTUALIZADA 27/12/2022 A LAS 00:05
El embalse de Almudévar está ejecutado en un 50 % a poco más de 1 año de su fin
Obras del embalse de Almudévar
CHE

La construcción del embalse de Almudévar avanza con el objetivo de estar finalizada en un año o a principios de 2024. Este pantano, que se crea con la singularidad de estar fuera del cauce de un río, servirá como almacén de agua para épocas de escasez. Sus límites ya se dibujan entre los diques de contención que marcan la gran vaguada en la que se guardará el agua procedente de los excedentes de los ríos Gállego y Cinca. 

En su entorno, los vecinos de Almudévar fueron favorables a este proyecto, comprendiendo la necesidad como agricultores que son muchos de ellos. Sin embargo, el Estado tiene una deuda con el territorio, porque no ha habido plan de restitución territorial. 

El Ayuntamiento de Almudévar acudió a los tribunales para conseguir compensaciones, pero su petición fue rechazada. Al margen de razonamientos normativos, las grandes obras de infraestructuras que suponen un rendimiento económico, tendrían que conllevar planes para el lugar en el que ubican

La contestación social frente a los grandes proyectos de infraestructuras en el territorio llega en muchas ocasiones, y ya se está viendo con los parques solares, por la falta de información y el desconocimiento. Pero, también, por el recuerdo de un tiempo pasado en el que se construían embalses o centrales hidroeléctricas que generaban grandes beneficios, sin que hubiera una repercusión en el territorio, a veces afectado incluso. 

Por ello, es necesario que toda obra, aunque no genere contestación social, vaya acompañada de un plan de restitución para que se vea que no es igual y no que existe el riesgo de reeditar tiempos pasados. Queda la vía política para escuchar a Almudévar que ha abrazado el proyecto. 

Etiquetas