Opinión

TRIBUNA ALTOARAGONESA

Su modelo no es el nuestro

Por
  • Vicente Guerrero y Pilar Callén. Candidatos autonómicos de IU por el Alto Aragón
OPINIÓNACTUALIZADA 12/01/2023 A LAS 00:05
La estación de esquí de Aramón Formigal ha inaugurado la temporada con 30 kilómetros esquiables.
Esquiadores en la estación de Aramón Formigal.
Aramón

Pregunten a la gente que vive en el territorio sobre sanidad, vivienda, transporte, trabajo o educación y se darán cuenta de una realidad que no es la suya.

Sobre el urbanismo sostenible y el derecho a la vivienda hace ya muchos años que quienes viven en el Altoaragón no pueden permitirse alquilar o comprar una vivienda en el Valle de Tena o del Aragón ante el elevado precio de las mismas. Algunos ejemplos de precio de compra de vivienda: Sallent de Gállego (2.559€/m2) Jaca (1.935 €/m2) Formigal (3.025 €/m2) Canfranc (1892 €/m2)

Nuestros pueblos se han llenado de urbanizaciones, construcciones rápidas y baratas para alojar a cuantas más personas mejor, que no respetan la idiosincrasia del territorio y que son destinadas a segunda residencia.

Trabajadores de pistas de esquí y del sector turístico de pueblos de montaña que optan por pasar la temporada en autocaravanas o furgonetas ante el alto precio de los pisos.

Sobre la despoblación de nuestro territorio mejor no hablamos, los datos se pueden consultar en el INE-IAEST, están a su disposición. Con una juventud que se aleja día a día de su familia y de sus pueblos ante la ausencia de servicios, ausencia de trabajo digno fuera del sector servicios y la nula imposibilidad de encontrar trabajo fuera de la temporada de esquí. Todo está organizado en función de un modelo turístico depredador de nuestro territorio, un modelo que responde a intereses económicos diversos y que repercute muy indirectamente en el territorio.

Sobre la movilidad y nuestro TREN.

Seguimos pidiendo a la DGA que conjuntamente con todos los interlocutores sociales establezca un Plan de Movilidad participativo y cuyo eje vertebrador sea el ferrocarril, aprovechando las infraestructuras, mejorando sus conexiones, adaptando sus horarios y complementándolo con el transporte por carretera allá donde no sea posible llegar con las vías.

Defendemos la necesidad de un ferrocarril público, social, accesible, intermodal, seguro, al servicio de la ciudadanía y medioambientalmente sostenible. Necesitamos urgentemente mejorar las conexiones de los ejes Zaragoza-Huesca-Canfranc y Zaragoza-Lleida, vías que recorren nuestras tierras y dan una oportunidad de conectar el territorio con sus gentes fomentando el asentamiento de la población y creando riqueza. Por ello necesitamos más y mejores trenes, infraestructuras, frecuencias y que además paren en nuestras estaciones. Necesitamos recuperar los trenes que la DGA dejo de financiar hacia Cataluña y reforzar sus frecuencias con la creación de un servicio de cercanías entre el Altoaragón y Cataluña.

Sobre la crisis climática, las predicciones de nieve, la contaminación de aguas por nitritos, las renovables sin planificación, la unión de estaciones… Veintiséis millones que se pretenden invertir en un desastre sin garantías y que podrían servir para arreglar las carreteras comarcales de los municipios que no tienen la “suerte” de estar cerca de las pistas de esquí, por los que no pasa ni la quitanieves. Veintiséis millones que se podrían invertir en generar empleo digno, en facilitar el derecho a la vivienda, a los servicios, a mejorar las prestaciones de los centros de salud o los hospitales, o incluso a fomentar de forma realmente sostenible las comarcas que no han sido dotadas por el Plan Estratégico que desde Zaragoza se pretende llevar a cabo.

Sobre los servicios públicos y la sanidad observamos con profundo temor como el Gobierno de Aragón, sin todavía resolver los puntos de atención continuada sanitaria de Canfranc o Escarrilla o la situación de las ambulancias de UVI móvil, ultima la videoconsulta y prepara el soporte para extenderla a los centros rurales, olvidando por completo lo que supone la brecha digital para algunos sectores de nuestra sociedad.

En estas condiciones escuchar al Gobierno de Aragón hablar del “dominio esquiable más grande de España” es cuanto menos una torpeza imprudente.

Con las dificultades para acceder a una consulta de medicina de primaria, retrasos de acceso a consulta especializada o pruebas especializadas, listas de espera para intervenciones quirúrgicas… En Aragón, pero más concretamente en el Altoaragón padecemos de un modelo sanitario que no ha incorporado los aprendizajes recibidos tras la pandemia Covid 19 y que desde luego no tiene en cuenta en absoluto el medio rural y las personas que allí residen, fundamentalmente mayores y con dificultades de movilidad.

Y así todo… Su modelo no es el de Izquierda Unida del Alto Aragón.  

Etiquetas