Opinión

EDITORIAL

Escuelas infantiles públicas

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 13/01/2023 A LAS 10:02
Escuela Municipal Infantil de Barbastro.
Escuela Municipal Infantil de Barbastro.
Á.H.

EL JUSTICIA DE ARAGÓN ha sugerido al Ayuntamiento de Huesca que permita que los niños nacidos en la segunda mitad del año puedan matricularse en la escuela infantil municipal 0-3 Las Pajaritas, apelando al artículo 14 de la Constitución, que dice que “todos somos iguales ante la ley” para destacar la discriminación por la fecha de nacimiento. En la práctica, si el bebé nace hasta el 30 de junio, puede optar a una plaza, pero si es a partir del 1 de julio el Ayuntamiento tiene en cuenta que, como los bebés no se pueden incorporar al menos hasta las 16 semanas, inicialmente quedarían plazas vacías mientras otros podrían entrar en septiembre. Y esto, realmente, es así. Sin embargo, al no permitirles entrar hasta el siguiente curso podrían tener ya hasta 14 meses. En realidad, no solo se cubren todas las plazas sino que muchos quedan fuera. Por ello, el Ayuntamiento da ayudas económicas para guarderías privadas, que es la manera de reconocer que la oferta de los centros públicos es insuficiente en la capital.

De hecho, solo hay un centro para esta etapa del Gobierno de Aragón y, con la apertura de Las Pajaritas hace unos años, se amplió ligeramente, pero es claramente insuficiente. Por ello, esta sugerencia, que parte de la queja de una familia, pone de manifiesto también la carencia y la dificultad de las familias para acceder a un plaza pública, que supone un considerable ahorro. Al menos, ya que son escasas, que exista igualdad de oportunidades en el acceso, porque los de la segunda mitad del año ya no tienen opción en esos primeros meses. Si se quiere avanzar en la conciliación, las instituciones tienen que prestar servicios y dar herramientas a las familias. 

Etiquetas