Opinión
Por
  • Diario del Altoaragón

Turismo sostenible

Participantes en una de las charlas celebrada ayer en el foro.
Participantes en una de las charlas celebrada ayer en el foro.
D.A.

LOS EMPRESARIOS del sector turístico abogan por la sostenibilidad como eje de su trabajo y marca distintiva del destino. Realmente, aun cuando la palabra sostenibilidad no estaba en el vocabulario de nadie, esa era una idea asociada a la marca Huesca La Magia. Salvando, por supuesto, las distancias con la realidad de hace varias décadas, la naturaleza exuberante es lo que había detrás de esa magia que ahora exige un paso más. 

Ya no sirve solo asomarse al balcón de Ordesa, subir a un ibón del Pirineo, hacer un barranco, gozar en las aguas bravas o recorrer la estepa monegrina, ahora el turista exige mucho más al destino y es que el sector vaya por delante en prácticas de sostenibilidad para preservar el medio ambiente. En la provincia de Huesca, es obligado, pero se puede esperar a que sea una exigencia o se puede adelantar en prácticas innovadoras que sirvan incluso de reclamo añadido. Por ello, la apuesta va más allá de la vertiente medioambiental, porque también tiene que ser social y económica. Solo con la primera es evidente que es inviable. 

Y esta es la decisión de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo, que organizó ayer el Foro de Gestión y Sostenibilidad Turística “Huesca la Magia del Turismo”, y en el que se puso sobre la mesa esta intención y lo que se está haciendo para conseguirlo. Sobre la mesa también se puso la necesidad de conseguir que la ciudad resulte atractiva a los visitantes y, para ello, se han alcanzado alianzas para que los empresarios del sector y los comerciantes sean prescriptores de la ciudad. 

Instituciones y empresas dialogan constantemente para seguir trabajando en esa magia para que la provincia sea un lugar de experiencias para los turistas.