Opinión
Por
  • Diario del Altoaragón

Dos sagas familiares referentes de territorio

Foto de familia de todos los premiados en la gala celebrada en Zaragoza.
Foto de familia de todos los premiados en la gala celebrada en Zaragoza.
Chus Marchador

PROYECCIÓN de Aragón y Contribución al Mundo Rural. Eso es lo que hacen las empresas Ascaso, de Huesca, y MasFarré, de Monzón, que ayer fueron reconocidas, respectivamente, con estos Premios Empresa de Aragón, convocados por Ceoe Aragón y que se entregaron en el transcurso de una gala celebrada en la sede de Caja Rural en Zaragoza.

Con estos reconocimientos Ceoe Aragón distingue la actividad y la trayectoria de empresas de nuestro territorio, poniendo de manifiesto la pujanza y el buen trabajo que desarrollan dos negocios oscenses con una dilatada trayectoria, cada uno en su ámbito, pero unidos por ese deseo de darle visibilidad a la provincia y colocarla en lo más alto.

En 1890 se fundó la panadería Ascaso, un negocio que 39 años después se reorientó como pastelería. Desde el siglo XIX hasta el XXI han pasado por su obrador, su tienda y otros departamentos, cinco generaciones que la han situado como referente en el sector del dulce, con el Pastel Ruso como buque insignia y distribuyendo sus productos por toda España.

El grupo hostelero MasFarré comenzó su andadura en 1948, y durante sus 75 años de trayectoria se ha convertido en un referente en la Comarca del Cinca Medio, en Monzón especialmente, con hotel, restaurantes, cafeterías y línea de catering, además de un motor que contribuye a su desarrollo, y por ende el de la provincia, en este caso a través de acuerdos con bodegas y otros espacios con los que colabora.

Son dos sagas familiares al frente de dos negocios que han apostado por el territorio y que a través de sus dulces u ofreciendo la mejor estancia o gastronomía, hacen grande el Alto Aragón.