Sociedad

NAVIDAD EN EL ALTO ARAGÓN

Lourdes Navarro: "Todos conocen a uno que le ha tocado, y eso anima más"

La venta de Lotería de El Niño aumenta en las administraciones oscenses este año

Lourdes Navarro: "Todos conocen a uno que le ha tocado, y eso anima más"
Lourdes Navarro: "Todos conocen a uno que le ha tocado, y eso anima más"
P.S.

HUESCA.- La administración de loterías número 5 de Huesca, en la calle Juan XXIII, vive una fiesta continua desde que el pasado 22 de diciembre repartiera treinta series del Gordo de Navidad. El aumento de ventas para el sorteo de El Niño se ha dejado notar, y de qué manera, según asegura Lourdes Navarro. "Hemos vendido muchísimo, lo hemos notado", afirma la responsable de una administración por la que estos días se han dejado caer los amigos habituales, junto a muchos desconocidos que también quieren que les sonría la suerte. "La gente está muy contenta, todo el mundo conoce a uno u otro que le ha tocado, y eso anima más, al estar tan repartido".

El premio salpicó a muchas familias, y eso ha convencido a muchos de que a veces toca, "y esta vez pueden ser ellos". Desde el 23 de diciembre han vendido sin parar, e incluso han ampliado los horarios. "Hemos abierto más horas, también sábados y domingos". En esta ocasión, los compradores no suelen tener preferencias: "Como el Gordo cayó bajito, con dos cifras repetidas, ahora se llevan el que sea". La ilusión ahora es que toque, y en la administración están dispuestos a volverlo a celebrar. "Estamos muy contentos. Para una administración de lotería es muy importante. Fueron treinta billetes, de los que no se devolvió nada porque lo vendimos todo".

En la administración número 6 de la Plaza Concepción Arenal de Huesca se ha dejado notar la alegría de los dos décimos del primero y tercer premio de la Lotería de Navidad. Alfonso Gallán, responsable de este punto de venta, señala que "hay mucha animación y la gente está con muchas ganas de repetir". En su casa no han parado de vender en todos estos días: "La gente se ha animado muchísimo, porque ya que ha tocado una vez, a ver si repite". El afortunado del Gordo solicitó el décimo por terminal, al haberse agotado las papeletas de Antiguos Alumnos de San Viator. El del tercero pidió "un número terminado en 11" y se llevó el afortunado. Los trabajadores de la administración tienen buenos presentimientos de cara a este sorteo, "eso siempre, porque trabajamos para dar premios, vemos que la gente está animada y eso te anima a ti. A ver si damos una buena alegría también para el Niño", desea. De momento, disfrutan con la emoción de los muchos oscenses que estos días tientan a la suerte: "Se ve a la gente con ganas, ilusionada. Nosotros tampoco perdemos la esperanza de dar algún premio, es complicado, pero no imposible". Después de lo sucedido en diciembre, muchos incrédulos se convencieron de que "a veces pasa", y en esta administración no es la primera vez. "Ya hace unos años dimos un tercer premio de Navidad, que es complicado, pero estamos ahí".

En La Brujita Real también vendieron unos décimos del Gordo y el efecto se ha dejado notar, y mucho, en una administración que prácticamente ha agotado existencias. "Ahora da igual, el 5, el 7, el 3 o el 15. Algunas son las primeras que se acaban, pero luego da igual", señala Begoña Riva desde la oficina ubicada en Coso Real. El viernes les quedaba ya muy poca lotería, "algo que no había pasado nunca".

La suerte del Gordo de Navidad no pasó por la Administración número 2, en la Plaza Santa Clara de Huesca, pero la alegría ha contagiado a todos. "Aunque no lo dé uno mismo, que haya un premio en Huesca claro que anima las ventas", señaló Ana María Latas, responsable de la oficina. Admitió también que "no se ha visto tanta alegría como cuando tocó en Grañén. Entonces todos vendimos toda la lotería, y este año no, pero sí que hay movimiento".

Confirma también que en este sorteo no hay tantas preferencias como en el de Navidad. "El 5, el 7, el 9, y también el 13, que gusta todo el año, pero en general no se piden números concretos", a excepción de personas que buscan cifras que coinciden con fechas u otros motivos. "No es la misma venta que para Navidad, ni mucho menos".

Etiquetas