Sociedad

INICIATIVAS SOLIDARIAS

Monegros con Nicaragua, dos décadas cumpliendo sueños

La oenegé ha invertido en estos veinte años más de un millón y medio de euros en la ciudad de Ocotal

Monegros con Nicaragua, dos décadas cumpliendo sueños
Monegros con Nicaragua, dos décadas cumpliendo sueños
S.E.

SARIÑENA.- Monegros con Nicaragua nació tímidamente en 1998 y ha crecido en estos veinte años de igual manera, despacio y modestamente, "con los pies en el suelo y poco a poco, porque llegar a festejar "20 años cumpliendo sueños", solo se hace con un trabajo constante, con honestidad, sencillez y con mucha ilusión", cuenta Antonio Brosed, que este jueves vuelve a poner rumbo a su querido Ocotal para continuar, "poco a poco" como él reitera siempre, con su inequívoca vocación solidaria.

Brosed es el presidente del Movimiento Rural Cristiano de Monegros, en cuyo seno nació la oenegé Monegros con Nicaragua, y cuando se le pregunta por todos los "sueños" que ha llevado a cabo con esta entidad, no puede enumerarlos. "Hemos realizado proyectos pequeños pero muy necesarios porque todos los años hay algo pendiente para hacer. Por ello, estamos muy agradecidos a las instituciones, empresas, iglesias y particulares ya que siempre nos están echando una mano". En este sentido, Brosed se siente muy apoyado: "la administración siempre me ha creído porque siempre les contamos la realidad. Ya llevamos invertido más de un millón y medio de euros en estos años, y para una oenegé como la nuestra es todo un orgullo". Y si Antonio Brosed se siente orgulloso de la colaboración que recibe, lo está más de su equipo. "La gente que trabaja desde aquí es comprometida y todos se esfuerzan mucho; por ejemplo, Rubén Darío, el periodista que lleva toda la comunicación, se encarga del papeleo de las ayudas y siempre nos han aprobado las solicitudes. Su trabajo es esencial".

De los proyectos realizados, el presidente se centra en los últimos que se han llevado a cabo. "Están esperando a que llegue para sacar los peces tilapias, muy parecido a nuestra carpa, que han sido criados en una pila de 8 metros de larga por 4 de ancha y 1 metro de profundidad, que ellos mismo construyeron", explica. "Hace unos meses ya sacaron y pudieron comer un pez cada abuelo del Centro de Día, por lo que este proyecto es único".

Asimismo, cuenta como hace cuatro años inauguraron el citado centro. "Nuestros logros tienen un seguimiento, y cada vez que viene el alcalde de Ocotal a visitar el Centro de Día dice que parece nuevo", apunta.

Otro proyecto del que se siente muy satisfecho Antonio Brosed es la creación de una finca agrícola "en la que trabaja una familia y otras dos personas, lo que genera cuatro sueldos y hortalizas y animales, como pollos y conejos, salen de ella para alimentar en las escuelas, casas maternas, personas mayores que vienen al centro de día, y a otras muchas que no se pueden mover les llevamos la comida a casa. Todo esto ha generado que está finca, prácticamente, se está subvencionando sola".

Además, en estos veinte años también se han ocupado de necesidades puntuales de otros colectivos, entre ellas un taller de formación profesional para jóvenes con discapacidad. "Tienen unas habilidades increíbles con las manos, y cada sábado hacen un mercadillo con sus creaciones, lo que les estimula y motiva mucho", indica Brosed.

A esto se suman la compra de 20 sillas de ruedas y 250 audífonos, la reconstrucción de 60 viviendas, la prestación de ayudas para cursar carreras universitarias como Medicina o Ingeniería Agrónoma o la compra de medicamentos para tratar enfermedades como el cáncer, en lo que es una muestra de la labor que realiza esta oenegé.

"Llevo ocho años jubilado y no tengo que hacer otra cosa que ayudar en Ocotal. A base de pequeñeces y muy despacio, se ha conseguido mucho y cuando vienen a pedirnos ayuda sabemos que es porque lo necesitan, nadie pide nunca por capricho".

Desde Monegros con Nicaragua quieren que la conmemoración de este aniversario sirva para "difundir parte de nuestra labor y lo hacemos con una exposición sencilla, como es nuestra oenegé", concluye Brosed.

Etiquetas