Sociedad

LA CHISPA

Una tienda resiste al tiempo vendiendo muelles desde 1894

Entrar en Muelles Ros es como una inmersión en el mundo del muelle; los hay de todas clases, tamaños, grosores, colores y formas, por algo es el único comercio madrileño especializado en el sector, abierto desde 1894.

Este comercio ha sobrevivido al paso del tiempo, la era de las multinacionales y al modo de consumo de usar y tirar, y esta tienda de origen familiar no tiene intenciones de desaparecer.

Para entrar en la tienda hay que llamar. Un muelle de 250 kilos y un precio de 8.000 euros que se fabricó para una de las tuneladoras que horadó la M-30 recibe al visitante a la entrada, pero este es solo uno de los miles de muelles de esta tienda. Dos pasillos desembocan en el mostrador. Mire donde se mire está lleno de muelles, en cientos de cajas en el que se puede encontrar cientos de espirales de las formas más variopintas.

Etiquetas