Sociedad

COSAS DE CASA

La Biblioteca del Museo de los Claretianos, sobre esta temática, es la segunda más importante de España

Más de 2.000 libros sobre los mártires del siglo XX y se trata de un fondo iniciado en el año 1992

La Biblioteca del Museo de los Claretianos, sobre esta temática, es la segunda más importante de España
La Biblioteca del Museo de los Claretianos, sobre esta temática, es la segunda más importante de España
Á.H.

La biblioteca del Museo de los Mártires Claretianos es la segunda más importante en España después de Hispania Martyr, por el contenido y fondo bibliográfico especializado con más de 2.000 libros sobre la temática de los mártires de la Iglesia en el siglo XX de diversos autores, nacionales y extranjeros. El fondo iniciado en el año 1992 se completa con libros sobre otros temas. La biblioteca está abierta a la consulta pública pero despierta poco interés, según informa José María Beruete, director del Museo.

Además, destaca una colección de fotografías en blanco y negro tomadas en toda España durante la Guerra Civil, firmadas con el pseudónimo de Claudek. La colección es casi desconocida y llegó hasta el Museo por cesión de un profesor de español, residente en el sur de Francia, que entabló amistad con una marquesa aficionada a coleccionar fotografías. El fondo pasó hace años a los Misioneros Claretianos gracias a la relación del profesor francés con el párroco de Naval, padre Bielsa, a quien conoció en la localidad.

La colección se considera "muy valiosa" y lleva consigo una historia sobre la autora que se desveló hace en agosto de 2018, publicada en el blog "Toledo olvidado" cuyo autor investigó sobre las fotos, entre ellas las que se tomaron entre los meses de septiembre y octubre de 1936 en el asedio al Alcázar. Las investigaciones del autor llegaron a la conclusión de que tras el pseudónimo Claudek estaba la condesa británica Claude-Marguerite de Kinnooul (1904-1985).

Su vida fue una odisea continua que incluyó la Guerra Civil Española, autora de la colección de innumerables fotos e imágenes captadas en diferentes emplazamientos, entre ellos en la provincia de Huesca con fotos de la capital y de Barbastro, inéditas, desconocidas. La colección que se conserva en la biblioteca del Museo será objeto de "tratamiento adecuado" para la exposición permanente en una de las salas según informó José María Beruete.

Parte de la colección se la llevaron a Madrid para realizar este tratamiento y las fotografías restantes están en cajas en Barbastro. Hasta ahora no consta que se hayan expuesto nunca en España, aunque sí en el sur de Francia porque cada foto tiene referencia escrita sobre momentos "impactantes" captados por "Claudek" que falleció en 1985 en Estados Unidos donde llegó en 1940 tras escaparse de la Gestapo Nazi.

El autor de la investigación con resultados publicados en el blog "Toledo olvidado" la define como "una mujer enigmática que estuvo detrás de estas fotos tomadas durante el enfrentamiento fratricida español". Al final, la colección ha terminado en el Museo donde se conserva como "una joya casi desconocida" aunque la intención es que el público vea las fotos en condiciones adecuadas.

PUERTAS ABIERTAS

En la Biblioteca está el mejor segundo fondo en España sobre libros relacionados con temática de los mártires de la guerra civil, explica el director, "tenemos de casi todos los autores que han escrito sobre este tema, se incorporan novedades y entre ellos uno reciente sobre la persecución religiosa en el Somontano. En menor cantidad, hay de autores del otro bando".

La iniciativa de recopilar este fondo fue del claretiano barbastrense Gabriel Campo (fallecido) catedrático y autor de varios libros sobre los 51 Mártires Claretianos de Barbastro, Ceferino Jiménez Malla "El Pelé" y los Benedictinos de El Pueyo. En las estanterías hay libros de numerosos autores, "despiertan poco interés, este año solo han venido dos personas, entre ellas el director del Museo de Arte de Bilbao pero vino para conocer la colección de fotografías".

Beruete indica que "en realidad, es la segunda biblioteca más voluminosa pero no se conoce entre la gente, hasta el día que se realicen consultas on line que está previsto pero depende de nuestra casa en Madrid". En el fondo hay secciones sobre ciudades, seglares, sacerdotes, claretianos mártires, religiosos, prelados, diócesis, historia, memorias y documentos, Franco y franquismo, militares y relatos diversos.

Además de apartados específicos sobre Historia de la Iglesia, santoral, vidas ejemplares, pastoral, libros litúrgicos, espiritualidad, teología, mariología, cristología y Biblia, entre otros. "Las puertas de la biblioteca están abiertas para todos y los visitantes al Museo tienen la opción de entrar si les interesa. Se dan facilidades de consulta", explicó Beruete. En los años 50, en el mismo espacio estuvo la redacción de la revista "Palaestra latina" que dirigió el claretiano José María Mir. Se considera la primera "editorial" que hubo en Barbastro de libros en latín. Carlos Latorre, actual superior de la Comunidad, fue el secretario durante un año.

Etiquetas