Sociedad

ARAGÓN NEGRO

Jesús Sirio Riba: "Crear me da placer y me gusta mezclar fantasía y dibujo"

El empresario y dibujante oscense debuta en el mundo literario con el libro ilustrado "Monigote monigotae"

Jesús Sirio Riba: "Crear me da placer y me gusta mezclar fantasía y dibujo"
Jesús Sirio Riba: "Crear me da placer y me gusta mezclar fantasía y dibujo"

HUESCA.- Pasar por el filtro de la imaginación su manera de ver el mundo y darle rienda suelta a través de su arte es lo que lleva a Jesús Sirio Riba del Valle a coger los lapiceros y dibujar.

Este empresario oscense, amante del dibujo, ha encontrado en sus monigotes una terapia, y la sencillez de sus trazos y la llegada del color a sus papeles ha supuesto un aprendizaje que le ha aportado luminosidad a su vida.

Sirio Riba ha recogido estos dibujos en Monigote monigotae (Editorial Pirineo), un libro de ilustraciones con el que debuta en el mundo literario y que presentó este viernes en la librería Másdelibros de Huesca en el marco del Festival Aragón Negro, ya que, como él mismo reconoce, "esta obra no es una historia, y el lector puede poner a cada personaje en el contexto que quiera y hacer con él la interpretación que desee, y que puede ser negra".

Artista autodidacta, Sirio Riba asegura que, en su etapa estudiantil en Santa Rosa y Salesianos, "siempre me atraían las asignaturas más plásticas: dibujo, manualidades..., con ellas lo pasaba bien y el tiempo libre lo perdía en ese tipo de cosas".

El papel es para él ese lienzo en blanco en el que le gusta mezclar "la fantasía con el dibujo", por el simple hecho de que "me da placer crear".

Esa afición, que siempre le ha interesado y ha cultivado, se hizo más patente hace tres años. "Me divorcié y tanto ella como yo lo pasamos mal".

Partiendo de un monigote que hizo cuando estaba casado, encontró "una vía de escape" en los dibujos, los que hoy reúne en este libro que surgió de una manera casual. Comenzó "colgando en Instagram algunos dibujitos, había gente a la que le parecían simpáticos y yo seguía haciendo, probando nuevas técnicas...".

Y como "lo que más me gusta hacer son monigotes", esa es la temática de esta obra "en la que no he querido hacer simplemente un libro en el que hubiera dibujos", y para ello se pone en la piel "de un turista que va a ver un museo.

Llegas y te ponen en contexto y luego vas entrando en cada sala, que en este caso son tres, tres etapas de mi vida, tres años en los que se ve la evolución artística, desde algunos que técnicamente no están tan elaborados hasta la incorporación del color".

Además, cada una de las partes tiene un pequeño texto, "a modo de guía del museo", que se completa con "comentarios de artistas y gente que opina sobre lo que he hecho".

Entre ello hay uno que refleja perfectamente el trabajo de Sirio Riba: "No necesita rodear a sus personajes de un contexto complejo, ni de escenarios sobrecargados para conseguir que éstos expresen lo que la mente y la mano quiere manifestar, contar, y en ocasiones gritar. La utilización del color sin alardes y en su justa medida no hace más que enriquecer su obra, dándole a ésta un valor pictórico".

Sirio Riba ha dado el primer paso y afrontará un nuevo reto. "Monigotes monigotae ha significado mucho para mí, pero ahora quiero algo diferente, más próximo al cómic".

Etiquetas