Sociedad

DÍA EUROPEO DE LA MEDIACIÓN

La mediación como método participativo para la resolución voluntaria de conflictos

La UE es una fiel promotora de esta técnica y de su implantación en todos los países miembros

La mediación como método participativo para la resolución voluntaria de conflictos
La mediación como método participativo para la resolución voluntaria de conflictos
P.S.

HUESCA.- El concepto de mediación llegó a España hace aproximadamente 8 años. Sin embargo, no fue hasta 2012, con la Ley Civil Mercantil de mediación, cuando comienza su auge e implantación en nuestro país.

La mediación es una manera de resolución de conflictos en donde, de manera voluntaria, dos o más partes que se encuentran en un conflicto acuden a un profesional imparcial para así llegar a un acuerdo en común. De esta forma, lo define la abogada y mediadora oscense Marta García Hasta. "La voluntariedad por ambas partes es imprescindible para que pueda llevarse a cabo cualquier tipo de mediación, la cual siempre ha de ser flexible y libre", subraya.

Otro de los aspectos que caracterizan la mediación es la autonomía con la que las personas implicadas en el conflicto llegan a sus propios acuerdos sin que una tercera intervenga, como podría ser el caso de un juez dentro de un proceso judicial. Tal y como explica García, "en el ámbito judicial, adoptas una decisión obligada e impuesta, lo que el magistrado te dice", a diferencia de la mediación, donde "se resuelve la situación de una manera colaborativa y participativa sin que el profesional planee los acuerdos, simplemente gestiona la situación para que las partes lleguen a su propia solución", matiza.

De este modo, los mediadores han de ser profesionales, tales como abogados, psicólogos o trabajadores sociales, quienes adoptan una posición neutral, imparcial y objetiva. "Nuestro cometido como mediadores es que las partes se vayan acercando y barajen las diferentes posibilidades, así como sus propios intereses en el conflicto. Para ello, utilizamos varias técnicas como la escucha activa, la formulación de preguntas al respecto o la retroalimentación", indica la especialista.

Del mismo modo, incide en la importancia de acudir a una persona o a un centro especializado en mediación y con capacidad legal para ello. "Los profesionales que ejercemos esta labor hemos de contar con un máster o un curso especializado como tal, tratándose siempre de títulos homologados. Además, es imprescindible estar inscrito en el Registro General de Mediadores que pertenece al Ministerio de Justicia", detalla.

MEDIACIÓN EN OTROS PAÍSES

Este método nace en Estados Unidos en los años 70 y en Europa llega primero a Reino Unido, debido a las características de su sistema judicial, conocido como "common law", para posteriormente adoptarse en países como Alemania. En España, sin embargo, tarda en establecerse. "Se trata de un tema cultural, nuestro sistema no consideraba la mediación, no se ha educado para ello", señala Marta García.

Sin embargo, hay dos aspectos en la actualidad que han generado el desarrollo de la mediación. Por una parte, el exceso de conflictos produce la congestión de los juzgados españoles, por ello esta técnica se presenta como una buena solución para liberarlos de espacio. Por otra parte, la Unión Europea, promotora firme de la mediación, está haciendo que en todos los países miembros se establezca este sistema en la resolución de los diferentes conflictos.

La mediación puede aplicarse a múltiples ámbitos, como por ejemplo, el deportivo, el familiar, el educativo, el civil, el penal, el mercantil, el comunitario (Unión Europea) o el vecinal. En relación a este último, García asegura: "En las comunidades de vecinos se producen muchos conflictos y la mediación es una manera muy práctica de resolverlos."

Con respecto al orden judicial, la mediación era un sistema que se utilizaba para evitar un proceso. Sin embargo, actualmente son los propios jueces y tribunales los que la están incluyendo en lo que se conoce como mediación intrajudicial.

La abogada explica que en el desarrollo de una mediación se distinguen varias etapas: "En primer lugar, las partes acuden de manera voluntaria al profesional u organismo especializado, donde reciben una sesión informativa al respecto para así dar paso a las diferentes sesiones. Normalmente con 4 desarrolladas a lo largo de 1 o 2 meses suele solucionarse el conflicto, pero todo depende del problema y de cada persona".

Según Marta García, la mediación precisa todavía de un impulso en España. Uno de los inconvenientes es la falta de conocimiento por parte de la población. "Existe ya información al respecto pero en mi opinión hacen falta más recursos para así motivar su asentamiento en nuestro país. Por ejemplo, mediante charlas, talleres y también a través de los medios de comunicación se crearía una cultura en torno a la mediación como ya existe y se ha trabajado en otros países ", concluye.

Etiquetas