Sociedad

CEREMONIA DE LOS GOYA

Andreu Buenafuente y Silvia Abril: "Sabemos que gustar a todos es imposible"

Presentarán la ceremonia de los Goya que tendrá lugar el sábado en Sevilla y se emitirá en La 1 de RTVE

Andreu Buenafuente y Silvia Abril: "Sabemos que gustar a todos es imposible"
Andreu Buenafuente y Silvia Abril: "Sabemos que gustar a todos es imposible"
EFE

MADRID.- A menos de una semana para que el cine español celebre su fiesta anual de los Goya -este año, en Sevilla-, los conductores de la gala Silvia Abril y Andreu Buenafuente lo tienen ya todo listo: "Será emocionante, interesante y atrevida, pero el atrevimiento no tiene que ser la ultraincorrección".

El que explica el leitmotiv de la fiesta, retransmitida en directo por TVE el sábado por la noche, es el cómico, presentador y productor catalán, quien está convencido de que en los últimos tiempos "estamos dándole demasiadas vueltas a la comedia, que no lo necesita, porque es una sensación, una emoción: es de piel", señala en una entrevista con Efe.

Aquí "se trata de poner la vida y el cine sobre la mesa y ver qué sacamos de ahí en comedia. Cada año se intenta. Pero lo que no puedes es obsesionarte por hacer la crónica política del país, -tampoco me parece el lugar para hacerlo-, ni estar ajeno a lo que nos pasa", explica Buenafuente. "Ni molestar", completa Abril.

Aún así, la cómica asegura que no van a "tener en cuenta" el hecho de "poder ser abofeteados".

"Sabemos que gustar a todos es imposible -añade Abril-; lo que sí haremos es hacerlo lo mejor que sabemos y sabemos ya hace un rato de televisión, Andreu más que yo, pero llevamos ya un largo recorrido y solo espero que la gala sea un buen programa de entretenimiento".

"Tenemos un gran cine, es su noche, y venimos a reír. Esto no es la cumbre de Davos", ha zanjado el catalán.

Buenafuente ha presentado la gala en solitario en otras dos ocasiones (las dos que tuvieron mejores datos de audiencia), y en esta ocasión forma tándem con su pareja en la vida real, una propuesta que ambos están seguros de que "enriquece" porque no funcionarán como "presentadores al uso".

Sin desvelar cómo ni cuántos serán los números musicales, ni detalles de su vestuario o de la puesta en escena, los catalanes han contado que el guión, preparado por el equipo de El Terrat, que también produce la gala sevillana, "toca muchos temas sin que haya un eje temático".

Serán sus intervenciones las que marquen "si son piezas más de diálogo, otras más físicas, más clown, menos clown; creo que el resultado será la expresión de lo que nos pida el cuerpo, pero sobre todo, será sincera y fresca, y tocará los temas de realidad cuando haya que tocarlos", asegura Buenafuente.

A este respecto, Abril añade que "sabiendo como somos, nos dejarán un poquito de campo para correr".

En ese punto, la pareja se ríe de la fama de Silvia de "gamberra" y, mientras ella se defiende: "Los académicos tendrán que ser conscientes de a quiénes han contratado para presentar la gala", él tranquiliza: "Cuando Silvia enloquece, también estoy yo para buscar la media".

Como es habitual, los anuncios previos a la gala suelen dar pistas del aire que llevarán los premios, en este caso, la pareja ha parodiado la rueda de prensa que John Lennon y Yoko Oko dieron metidos en una cama; ellos hacen chistes con "los preofendiditos" y reclaman "una cierta relajación".

"Que reine el humor y la risa; que se relajen y disfruten", resume Abril.

Buenafuente se felicita de que "este importante momento de promoción de cine español se ponga en mano de dos payasos", lo que demuestra que "el propio cine no se toma tan tan tan en serio como se puede creer desde fuera".

Y aunque no habla de favoritos, porque le parece "feo", sí dice que echa en falta "una nominación para José Luis Cuerda" y su última película Tiempo después, en la que ha participado como impulsor junto con un grupo de humoristas que salvaron del cajón el guión surrealista del maestro manchego.

Abril, por su parte, celebra que una comedia, Campeones, haya logrado tantas nominaciones, lo que da pie a Buenafuente para lamentar "la cultura de la gran acumulación de nominaciones".

"Molaría que se repartiera más", ha dicho.

Etiquetas