Sociedad

LA ENTREVISTA

Rafael Santandreu: "Cambiando de filosofía vital se puede ser feliz frente a una adversidad"

El psicólogo y escritor presenta este martes, a las 19:00 horas, en el Centro Ibercaja de Huesca su último libro, "Nada es tan terrible"

Rafael Santandreu: "Cambiando de filosofía vital se puede ser feliz frente a una adversidad"
Rafael Santandreu: "Cambiando de filosofía vital se puede ser feliz frente a una adversidad"
S.E.

HUESCA.- El psicólogo Rafael Santandreu presenta este martes en el Centro Ibercaja de Huesca, a las 19:00 horas, tras hacerlo este lunes en el Museo Diocesano de Barbastro, su manual de autoterapia Nada es tan terrible. La filosofía de los más fuertes y felices, algo que se consigue haciéndose "con una gran filosofía personal, como la de Stephen Hawking, el científico en silla de ruedas, que pese a no poderse mover, ni siquiera hablar, tuvo una gran vida. Si adquirimos su mentalidad, nos haremos tan fuertes como él".

Santandreu reparte su trabajo entre la psicoterapia con pacientes de todo el mundo de forma presencial o con videollamadas, y la formación de médicos y psicólogos.

Para este profesional no hay nada tan terrible que nos impida ser felices. "Se puede ser feliz frente a cualquier adversidad. En primer lugar, porque siempre podrás hacer cosas valiosas por ti y por los demás, incluso siendo paralítico o teniendo cáncer; y segundo porque muchas personas son felices pese a esas adversidades. Si ellas lo han hecho, tú también puedes", aunque para eso se debe cambiar de filosofía vital "de forma radical".

En cualquier caso, para que esto sea así, Rafael Santandreu apela a la apertura mental. "Cuando la gente se esfuerza de verdad para adquirir esta filosofía, que llamamos "racional", su mundo emocional cambia de manera radical. Dejan de tener tendencia a la depresión y a la ansiedad, y se vuelven los más fuertes de su entorno".

Sin embargo, hay personas que sufren ataques de ansiedad y otras que no dejan de darles muchas vueltas a las cosas. Esta realidad se debe a que "cuando estamos mal padecemos de "terribilitis", la tendencia a decirnos que cualquier adversidad es el fin del mundo, ¡la guerra nuclear!; y también "necesititis", fruto de crearnos un montón de súper exigencias y una enorme presión". Si se combinan "terribilitis" y "necesititis", "provocan la neurosis".

Rafael Santandreu considera que es importante plantar cara a las adversidades y desvela que la fórmula para dejar de preocuparse y disfrutar más intensamente de la vida es "imitar a San Francisco de Asís, que al final de su vida, dijo: Cada vez tengo menos necesidades y las pocas que tengo, las necesito muy poco". En esas necesidades las hay materiales y también inmateriales, "como no necesitar que me respeten o tener una vida emocionante. Con pocas necesidades, no te apuras por nada y empiezas a fijarte en las cosas hermosas que te rodean".

A eso también contribuye el rodearte de gente positiva y con carisma, porque cuando somos carismáticos "nos resulta fácil relacionarnos, y los demás desean pasar mucho tiempo con nosotros. Y todo se debe al amor". Para lograrlo, el consejo de este psicólogo es empezar por dirigirse "al niño de cuatro años que todos llevamos dentro. Cuando hables con tu jefe, con el panadero, con el banquero..., dirígete con cariño hacia ese niño que quiere jugar y amar, verás qué fácilmente transcurre todo".

Etiquetas