Sociedad

CARLOS LÓPEZ-OTÍN

La Universidad de Zaragoza apoya al investigador Carlos López-Otín

Ante la retirada de sus artículos, destaca su "prestigio científico"

El presidente de la Real Academia de Ciencias no tiene "ninguna duda" de la integridad del investigador Carlos López Otín
El presidente de la Real Academia de Ciencias no tiene "ninguna duda" de la integridad del investigador Carlos López Otín
EFE

HUESCA.- Recientemente, se ha anunciado la retirada de varios artículos del profesor Carlos López Otín de la Revista Journal of Biological Chemistry, que fueron publicados por su grupo de investigación hace veinte años.

A tal efecto, la Universidad de Zaragoza (UZ) ha puesto de manifiesto que el doctor López Otín, catedrático de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Oviedo, fue nombrado doctor honoris causa por la Universidad de Zaragoza en 2015 "en razón a su indiscutible prestigio como universitario y como científico reconocido internacionalmente, así como a su estrecha vinculación con Aragón, a la colaboración con esta Universidad y a su ejemplar dimensión y trayectoria personales".

Es por ello, continúan desde la UZ, "que sorprende esta noticia en relación con uno de los investigadores españoles más relevante en la actualidad, sin ofrecer la oportunidad de que por su parte se corrigieran ciertos fallos detectados en algunos de esos estudios".

Añaden que, como han acreditado comités de ética científica, "en modo alguno dichos errores invalidan la solvencia, trascendencia, significación y relevancia de los resultados publicados, que han sido no sólo validados por la comunidad científica, sino confirmados también por múltiples estudios de laboratorios independientes, que, con base en las aportaciones del profesor López Otín, se han publicado posteriormente".

En razón a lo expuesto, desde la Universidad de Zaragoza manifiestan "con la más absoluta convicción", su pleno apoyo al profesor López Otín, "que ha acreditado desde tiempo su relevancia y excelencia investigadora ampliamente reconocida por la comunidad científica internacional y que lo sitúan hoy en una posición destacada". En modo alguno, los eventuales errores de esos estudios aislados, en la amplia y extensa obra científica que atesora, pueden, ni deben traducir la más mínima duda sobre su rigor y ética profesional. "Solo esperamos, que esa situación se aclare acertadamente y se resuelva con justicia tal como reclama el recto oficio investigador, de manera que no se comprometa el prestigio, el nombre y la reputación de este brillante académico y científico sobre el que la Universidad de Zaragoza se siente orgullosa de tenerlo entre su claustro de doctores", concluyen.

Etiquetas