Sociedad

ARQUEOLOGÍA

El Castellar exhibe huesos originales de un dinosaurio en su yacimiento

Los dos lugares principales con fósiles se han habilitado museográficamente

El Castellar exhibe huesos originales de un dinosaurio en su yacimiento
El Castellar exhibe huesos originales de un dinosaurio en su yacimiento
DGA

HUESCA.- La Paleontología juega un papel muy importante como factor de desarrollo territorial en la provincia de Teruel. La última de las acciones enmarcadas en ese sentido se ha desarrollado en El Castellar. En el término municipal de este pequeño pueblo de sólo 52 habitantes se han inventariado 72 yacimientos con fósiles de dinosaurios y se están realizando acciones museográficas desde el año 2015, como la creación de un Dinopaseo y el acondicionamiento para la visita de un yacimiento de huellas denominado El Castellar (año 2016).

La nueva acción, denominada la Ruta del Dinosaurio, amplía enormemente la oferta de divulgación científica del municipio a través de la exhibición in situ (es decir, en el mismo lugar en el que se encontraron los fósiles) de huellas y de huesos de dinosaurios en sus propios yacimientos. Para ello se han instalado itinerarios por medio de pasarelas, techumbres, cristaleras, paneles, balizas, réplicas y otros recursos museográficos de temática paleontológica en los yacimientos con los fósiles y en su entorno.

A lo largo de los 2,3 km del recorrido (4,6 entre la ida y la vuelta) destacan las actuaciones de conservación y protección llevadas a cabo en el yacimiento Camino El Berzal. El afloramiento principal presenta varias huellas de dinosaurios saurópodos de gran tamaño (con más de un metro de diámetro) y algunas tridáctilas producidas por un carnívoro. Este yacimiento fue objeto años atrás de otras intervenciones de conservación del Bien por parte de la Escuela Taller de Restauración Paleontológica del Gobierno de Aragón.

El elemento totalmente diferenciador de la Ruta del Dinosaurio es la exhibición de huesos de dinosaurios en San Cristóbal, ya que es el único yacimiento de Europa en el que se pueden ver fósiles de estos vertebrados in situ de forma permanente.

Este lugar se inventarió en el año 2005 tras el hallazgo de algunos fragmentos de hueso, poco importantes, en superficie. Dos años más tarde, tras localizar el nivel concreto del que procedían los fragmentos, se acometió una excavación paleontológica durante la que se extrajeron fósiles del sacro, cintura pélvica y varias vértebras caudales (cola) y dorsales (espalda), entre otros, de un mismo individuo.

Estos fósiles, ya restaurados, se encuentran depositados en las colecciones del Museo Aragonés de Paleontología (Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis). En un estudio preliminar, los huesos se atribuyeron a Dacentrurus, un dinosaurio del grupo de los estegosáuridos. Estos dinosaurios, que fueron cuadrúpedos, comedores de plantas y pudieron alcanzar hasta 10 metros de longitud, son popularmente conocidos por presentar una serie de placas y/o espinas que se extienden desde el cuello hasta el final de la cola.

Tras varias campañas sucesivas, y con la ayuda de métodos manuales y de maquinaria pesada, se alcanzaron los niveles con los fósiles que se pueden observar actualmente in situ: principalmente vértebras dorsales completas, múltiples costillas y elementos apendiculares muy fragmentados.

Etiquetas