Sociedad

LA ENTREVISTA

Paco Bailo: "El profesor no tiene el monopolio de la sabiduría, hay que debatir"

El maestro apuesta por conectar con los alumnos desde contenidos que les motiven con el objetivo de crear un pensamiento colectivo

Paco Bailo: "El profesor no tiene el monopolio de la sabiduría, hay que debatir"
Paco Bailo: "El profesor no tiene el monopolio de la sabiduría, hay que debatir"
P.S.

HUESCA.- El maestro de Primaria y de Educación de Personas Adultas, Paco Bailo, planteó este lunes en Huesca que la fonética se puede estudiar en clase desde la letra de un rap y que indagar en el pasado de España siempre resulta más llevadero si se proyecta una película histórica porque "el profesor no tiene el monopolio de la sabiduría y todos contamos con experiencias para compartir, debatir y argumentar". Así lo puso de manifiesto durante la conferencia Lo sutil y el azar en las prácticas educativas. Currículum oculto y deseo que impartió dentro de la III Edición del Curso Historias de todo para tod@s, que organiza el colectivo "Pensar la Educación" y El Colibrí en colaboración con CGT, Federación Icaria y la Escuela de Arte.

La Facultad de Ciencias Humanas y de la Educación acogió esta sesión en la que Bailo sacó a la luz "todo lo que no enseñamos a propósito en clase".

El profesor, jubilado desde hace un año, aportó toda su experiencia a esta charla en la que quiso romper una lanza por el pensamiento colectivo.

"En lugar de decir vamos a dar tal tema, tratamos otros aspectos que en principio no tienen que ver con el libro ni con el temario pero que al alumnado le resulta más motivador y que quedan entre sus recuerdos", planteó. "Cuando de mayores nos acordamos de los buenos ratos que tuvimos en la escuela viene a nuestra mente lo que nos sorprendió", dijo el ponente.

Se refirió así "a un cartel, una canción, una chapa, un tríptico que el maestro lleva a clase o un vídeo de un youtuber. Cosas que, en principio, no tienen que ver con la idea de texto, escuela o examen".

Detalló que, por ejemplo, desde un tríptico sobre las minas antipersona, "podemos inventar problemas de cuánto cuesta cada una de ellas, cuántos médicos tiene el país, dónde está, etcétera. Puedes abordar todas las asignaturas desde una idea que en principio sorprende un poco al alumnado", indicó.

Desde este planteamiento animó a los docentes a tomar la iniciativa "a partir de la realidad que viven los estudiantes", matizó.

"A los alumnos les motivan unas cosas que a los que ya tenemos una edad a lo mejor no nos dicen nada. Por ejemplo, puedo trabajar la fonética comenzando una lección o tomando desde el texto de un rapero", afirmó. Desde esta línea, apostó por "recurrir a algo práctico que gusta a los estudiantes para conectar con ellos desde lo que les motiva y a partir de allí plantear algo que tiene más que ver con lo emocional que con lo que es psicológico sin más", indicó.

También consideró que "no es lo mismo estudiar el Románico que ir de excursión a un pueblo y visitar su iglesia. Se trata de tocar más la emoción frente a lo que es simplemente un proceso cognitivo".

Finalmente, defendió la naturalidad ante los gustos clandestinos y valoró que "desde lo que no viene en el temario el alumnado puede investigar, charlar y compartir experiencias y allí es cuando se crea el pensamiento colectivo".

Etiquetas