Sociedad

SOLIDARIDAD

Entarachén vuelve a unir Nueno y Etiopía en una marcha

La cuarta edición de esta ruta solidaria se celebrará el próximo 3 de marzo con salida y llegada en la localidad de Arascués

Entarachén vuelve a unir Nueno y Etiopía en una marcha
Entarachén vuelve a unir Nueno y Etiopía en una marcha
S.E.

HUESCA.- Como "No hay sueños imposibles", Nueno y Etiopía se volverán a unir el próximo 3 de marzo con motivo de la 4ª Marcha Solidaria que organiza la oenegé Entarachén-Vols.

Con la colaboración de la Comarca de la Hoya de Huesca y el Ayuntamiento de Nueno, además de patrocinadores que contribuyen a que el coste de la misma sea cero, la 4ª Marcha Solidaria la presentaron este viernes Maite Aznárez, presidenta de Entarachén y Antonio Rico, del Club de Montaña Javieres, junto a la consejera de Cultura y Deporte de la Comarca de la Hoya, Beatriz Calvo, y la concejala de Nueno Angélica Muñoz.

Antonio Rico, que también es miembro de Entarachén, explicó que el trayecto de 16,5 kilómetros, es accesible para todo el mundo. El punto de partida y llegada es Arascués. El recorrido, este año, de nuevo entre almendros en flor, partirá a las 9:00 horas en dirección a Sabayés, donde los participantes serán obsequiados con un pequeño almuerzo antes de seguir la ascensión hasta Santa Eulalia. El descenso hacia Nueno se hará por un sendero, y tras cruzar el municipio se iniciará el último tramo hasta Arascués.

"Durante el trayecto habrá paradas, y niños y adultos podrán realizarlo juntos ya que la media es de tres kilómetros por hora, y el desnivel acumulado de 500 metros", apuntó Rico, que recordó que las inscripciones, en la web: http://inscripcion.javieresdehuesca.com, son de diez euros para los adultos federados y de doce para los que no lo estén, y de ocho y diez euros para los niños, respectivamente, incluida la comida popular que se servirá en Arascués al final de la marcha.

Antonio Rico confirmó que se espera la participación de entre 200 y 250 personas, en una marcha que Maite Aznárez definió como "muy bonita y en la que ayudamos a mantener la esperanza de mucha gente", en concreto la de los más de 500 niños que se atienden en el Centro Juvenil Don Bosco de Mekanissa, un barrio marginal de Addis Abeba, y el proyecto "Mujeres en desarrollo" en Zway, que permite que adolescentes y madres en exclusión social consigan acabar los estudios y empezar su propia actividad productiva.

De hecho, la presidenta de Entarachén-Vols contó en relación con este proyecto que, gracias a la ayuda de los oscenses, "Muti ha concluido sus estudios y trabaja como cajera, Awekech se formó en corte y confección y trabaja como modista, y Yushi está estudiando en la universidad, y antes se las conocía como la hija de la loca, la hija de la leprosa y la huérfana de la tuberculosis", indicó.

Aznárez aprovechó para dar las gracias a la Comarca de la Hoya, el Ayuntamiento de Nueno y a los patrocinadores de la marcha solidaria, y las extendió a todos los ciudadanos porque su colaboración económica "ayuda a cubrir las necesidades mínimas de personas muy vulnerables". De hecho, Antonio Rico recordó que con los 10 euros de la inscripción, come un niño un mes en Etiopía, lo que confirma que "con este poco, allí se puede hacer mucho".

CONOCER LA COMARCA POR UNA BUENA CAUSA

La consejera comarcal Beatriz Calvo animó a los oscenses a participar en la Marcha Solidaria porque "da a conocer la comarca" y contribuye a que ese lema de No hay sueños imposibles, se cumpla y se pueda ayudar a Etiopía. "Hay que plantearse querer para conseguir las cosas", y que la gente de Huesca quiera va a permitir que en ese país africano lo consigan.

Angélica Muñoz aseguró que cada paso de los participantes en la marcha une Nueno con Etiopía, y que este gesto permite que la ayuda llegue directamente a quienes la necesitan.

Etiquetas