Sociedad

¿QUIÉN SOY?

Isabel Recio, en torno a las artes

De niña quería ser azafata de vuelo, y tras muchos trabajos, desempeña tareas en literatura, el teatro y el cine

Isabel Recio, en torno a las artes
Isabel Recio, en torno a las artes
S.E.

De niña quería ser azafata de vuelo y he terminado en otra cosa. He hecho muchos trabajos en mi vida: cajera de supermercado, auxiliar administrativo, vendedora de seguros, comercial, restauradora de arte.., y llevo ya unos años de vida adulta en torno a las artes", en concreto a la literatura, el teatro y el cine. Así habla Isabel Recio Piélago (Huesca, 1970), que nos trae una foto en Grañén, con 2 años. "Es una de las pocas fotos que tengo de cuando era muy chiquitilla. Recuerdo mi infancia muy bonita, de las mejores cosas que he tenido en la vida, de las que me gustaría volver a tener y no olvidar. De vez en cuando me vienen flashes. de jugar, de estar todo el día en la calle, sin horarios, sin restricciones de ningún tipo. Fue una etapa estupenda".

Cuando tenía 9 años, se trasladaron a Huesca y la vida de Isabel experimentó un gran cambio. Casi de golpe, "se quedó atrás la infancia y llegó otro tipo de vida". Estudió en el Pío XII, luego en el IES Ramón y Cajal y comenzó a trabajar de cajera de supermercado. Dos o 3 años después se marchó a Valencia, en cuya Universidad Politécnica estudió Bellas Artes, y se especializó en Restauración". "Soy muy impulsiva, me vienen de repente ideas y gustos y tengo que ir a por eso, y entonces yo quería ser restauradora". Con una beca Erasmus marchó a Grecia, donde estuvo seis meses, "y al regresar comencé a trabajar de restauradora de arte, primero en el Monasterio de Rueda y luego en la empresa Antique, de Almudévar, un año".

Vino entonces "la etapa más anodina de mi vida, que no sabía muy bien qué hacer ni para dónde tirar". Empezó a trabajar en Círculo de Lectores y estudió Derecho en la Uned, y su vida viró cuando entró en Aveletra. "Empezó a gustarme el tema de la literatura y escribir y saque un cuento -"Un elefante en apuros"- que me parecía estupendo. Pedí ayuda a unos ilustradores, a Carlos Azagra, y me echaron una mano".

"Para romper la timidez natural que tengo", entró en el Grupo de Teatro Borrajas, de la Asociación de Vecinos Juan de Lanuza. "Fue como entrar en un mundo nuevo y decidí que quería hacer interpretación. Empecé a trabajar en series de televisión, en cortos, y prácticamente no he parado". Y sigue con el teatro.

Huesca -afirma-, es "una ciudad que por su tamaño facilita la relación con la gente. Es un buen lugar para vivir y tiene mucha vida cultural. Hay calidad de vida, aunque cojea en lo de conseguir un trabajo"

Etiquetas