Sociedad

TU FARMACÉUTICO TE INFORMA

La prevalencia de la depresión es mayor en mujeres y menores de 45 años

Este trastorno mental, que es muy frecuente, puede estar motivado por diversas causas

Salud Mental España e Instagram lanzan unas guías para ayudar a mantener el bienestar mental
Salud Mental España e Instagram lanzan unas guías para ayudar a mantener el bienestar mental
S.E.

HUESCA.- La depresión es un trastorno mental frecuente, caracterizado por la presencia de tristeza, pérdida de interés, falta de autoestima, sentimiento de culpa, trastorno del sueño o apetito, sensación de cansancio y falta de concentración.

La prevalencia es mayor en las mujeres y en menores de 45 años.

La depresión puede tener distintas causas, siendo la común a todas ellas el desequilibrio en los neurotransmisores cerebrales. La interacción de factores biológicos (cambios hormonales, alteraciones en la serotonina, noradrenalina, dopamina...) con factores psicosociales (circunstancias estresantes en la vida afectiva, laboral...) y de personalidad (mecanismos de defensa psicológicos)

En otros casos, puede venir desencadenada por:

- Presencia de enfermedades asociadas: Alzheimer, Parkinson, procesos oncológicos...

- Uso de ciertos fármacos.

- Cambios o dificultades en la vida, tales como divorcio, incremento de la presión en el trabajo o pérdida del mismo, jubilación, la muerte de un ser querido, cambio de país y/o estilo de vida...

- Abuso de drogas y alcohol.

SINTOMATOLOGÍA

El síntoma característico de la depresión es la tristeza patológica, acompañada de la pérdida de capacidad de disfrute y cansancio exagerado por falta de vitalidad.

Es común que estos síntomas aparezcan acompañados de sentimientos de culpabilidad, incapacidad, irritabilidad, pérdida de confianza, disminución de la concentración o memoria, pesimismo, trastornos del sueño, disminución del apetito y líbido, etcétera.

TIPOS DE DEPRESIÓN

1. Depresión mayor: Tiene un origen endógeno. Actividades que hasta el momento resultaban placenteras, por una combinación de síntomas, dejan de serlo. Se interfiere en la capacidad de trabajo, descanso, apetito... Puede aparecer de manera recurrente y podría tener relación con la estación del año.

2. Distimia: Guarda relación con la forma de ser y el estrés prolongado. Es un cuadro depresivo de menor intensidad. Sentimientos de incapacidad y somatizaciones. Los síntomas se mantienen a largo plazo, carece de épocas asintomáticas.

3. Enfermedades maníaco-depresivas. La prevalencia de este desorden es menor a los dos anteriores. Se caracteriza principalmente por lo cambios de humor. Estados de ánimo elevados, se suceden de momentos muy bajos; estos cambios pueden producirse de manera gradual o brusca.

4. Depresión atípica. Se caracteriza por la reactividad del estado de ánimo a situaciones diversas, marcada ansiedad y síntomas depresivos invertidos (empeora por las tardes, aumenta el apetito, insomnio)

5. Depresión post-parto. Presenta una alta prevalencia, dos tercios de las madres manifiestan tristeza y ansiedad. Aparte, destacan también el letargo, irritabilidad, insomnio... Haber presentado una depresión anteriormente incrementa las posibilidades de esta. Podría ser causado por el desajuste hormonal producido durante el embarazo y el posterior parto.

DIAGNÓSTICO

Todos podemos encontrarnos en un momento determinado con el estado de ánimo más bajo, y ese no será motivo determinante para el diagnóstico de una depresión.

El diagnóstico será siempre realizado por el médico, que indagará en la historia clínica del paciente. Deberá reconocer los síntomas, y conocer cuándo comenzaron y su duración. Así mismo, determinar si existen otras patologías asociadas, realizar un examen del estado mental, del uso de fármacos y/o uso/abuso de drogas y alcohol.

Es necesario que la duración de los síntomas sea al menos de 2 semanas y que afecten al correcto funcionamiento de la persona.

TRATAMIENTO

El tratamiento contra la depresión abarca el campo farmacológico y psicoterapéutico. En ocasiones, será necesaria uno, otro o la terapia combinada.

- Tratamiento con antidepresivos: Los antidepresivos actúan incrementando los niveles de serotonina en el cerebro.

No suelen provocar dependencia.

Suele comenzar su efecto pasadas 3 - 6 semanas tras el inicio del tratamiento.

Son utilizados para equilibrar las sustancias químicas del cerebro, especialmente las encargadas de transmitir mensajes en el área del cerebro que controla las emociones, la temperatura corporal, el apetito, los niveles hormonales, el sueño y la presión sanguínea..

Entre sus efectos secundarios más comunes se encuentran el aumento de peso, nerviosismo, disfunción sexual, mareos, náuseas …

- Tratamiento con psicoterapia: Tiene como objetivo que el paciente cambie sus conductas, pensamientos y sentimientos, que se conozca mejor.

- Terapia electrocompulsiva: Utilizada en los casos más graves, cuando el paciente no puede tomar medicación o no mejora con ella; cuando el riesgo de suicidio es alto o si existe debilitamiento por enfermedad física.

PREVENCIÓN

Una vez recuperados, es necesario seguir ciertos consejos para evitar recaídas.

- Cuidar la salud física

- Seguir una dieta equilibrada

- Practicar actividad física de manera regular

- Tener pensamientos positivos

- Reanudar/ Adquirir responsabilidades de forma gradual

- Evitar comparaciones

- Expresar los sentimientos

- No suspender el tratamiento por nuestra cuenta.

Etiquetas