Sociedad

LA ENTREVISTA

Sylvia Marx: "Las redes sociales son buenas, aunque hay que usarlas con control"

La escritora acaba de publicar su sexta novela, "No soy un ángel", una historia "fresca y contemporánea" destinada al público juvenil

Sylvia Marx: "Las redes sociales son buenas, aunque hay que usarlas con control"
Sylvia Marx: "Las redes sociales son buenas, aunque hay que usarlas con control"
P.S.

HUESCA.- La escritora Sylvia Marx presentó hace unos días en la librería Masdelibros de Huesca su sexta novela, No soy un ángel (Oz Editorial), un libro con el que se adentra por primera vez en la literatura juvenil y en la mente y el corazón de los adolescentes de hoy en día.

Marx, que con esta obra quedó finalista del III Premio de Novela de Oz Editorial, revela que No soy un ángel relata "una historia juvenil actual, fresca y contemporánea, pero con mucho mensaje" en la que las redes sociales juegan un papel fundamental.

La novela recoge la historia de Sara Bernal, que parece la típica universitaria de diecinueve años pero que lleva una doble vida. La protagonista cuenta con una legión de seguidores en sus redes sociales gracias al éxito de sus cómics y a la vez mantiene una relación en secreto con Ángel, un famoso youtuber que jamás enseña su rostro en internet. Desde estas tramas, la escritora indica que los jóvenes se van a ver "muy reflejados" en esta novela desde la que lanza diversos mensajes para "hacer pensar".

No soy un ángel, adelanta, también incluye "algún giro de sorpresa, misterio y también amor, como no". En sus páginas plasma contradicciones, inseguridades y conflictos generacionales entre padres e hijos, por lo que esta obra puede ofrecer a los progenitores pistas sobre por qué los adolescentes se meten en las redes sociales, qué es lo que ven y cuáles son los riesgos y ventajas. "Se trata de entender un poco más a los jóvenes, que tampoco el mundo es tan fácil para ellos", apunta la autora. Sin ánimo de hacer spoiler, comenta que el título de esta novela se comprende al final del libro, y añade que escribir para el sector adolescente no es fácil, aunque le reporta muchas satisfacciones.

"La verdad es que siempre he tenido una gran conexión con este tipo de público y para mí esta novela ha sido un salto al mundo juvenil. Me parece que es muy bueno que ellos lean novela fresca y actual con la que se pueden sentir identificados ya que a mi generación nos hacían leer otras cosas", valora.

Respecto al importante papel que juega internet en esta novela comenta que la obra lanza una serie de pautas. "Las redes sociales son buenas, aunque hay que usarlas con control y sabiendo lo que se hace. En el libro hay una parte positiva en la que se ve claramente que a Sara, la protagonista, internet le ayuda a hacerse conocida. Pero si se usa mal puede dar lugar a rumores que hacen que haya personas que se sientan amenazadas", advierte.

Por el momento, No soy un ángel, que acaba de aterrizar en las librerías, está causando muy buenas sensaciones entre el público juvenil.

"Creo que los secretos que guarda este libro despiertan una gran curiosidad. La gente joven lee, lo que pasa que ahora cada vez es más selectiva y también tiene otras maneras de hacerlo, como por Wattpad, una comunidad para público y escritores", concluye la autora, que promete una segunda entrega de esta novela.

Etiquetas