Sociedad

GENTE DE AQUÍ

Joaquín Ruiz Gaspar: “En los pueblos hay gran calidad de vida pero la gente no se queda”

Investigador de la historia de la comarca y promotor de Os Monegros, ha puesto en marcha el proyecto “Pueblo” para dar a conocer la vida en las localidades del territorio

Joaquín Ruiz Gaspar: “En los pueblos hay gran calidad de vida pero la gente no se queda”
Joaquín Ruiz Gaspar: “En los pueblos hay gran calidad de vida pero la gente no se queda”
M.B.

HUESCA.- El investigador de la historia de Los Monegros, además de escritor y promotor de Os Monegros, Joaquín Ruiz Gaspar presenta el proyecto "Pueblo", una iniciativa que, después de "La Caja Viajera", "Rostros en femenino", "Memoria" o "La Plazeta", entre otros, complementa y añade valor a su propósito de dar a conocer la vida de Los Monegros, aunque el tema es demasiado importante porque los jóvenes son una pieza absolutamente central para el futuro del medio rural. Sin ellos, se pierde la única población que puede sostener la vida.

"La iniciativa "Pueblo" responde a una retrospectiva sobre el medio rural y la despoblación en la comarca de Los Monegros, un recorrido por nuestros pueblos a través de la gente más joven". Así, "Pueblo" se basa en una serie de entrevistas a chicos y chicas de Los Monegros que responden a una serie de cuestiones "sobre su localidad, el medio rural y Los Monegros" explica Ruíz sobre esta nueva iniciativa cuyo objetivo es "reflexionar sobre la vida en el medio rural y la despoblación. Acercarnos a la realidad de los jóvenes: el futuro. Hablamos mucho sobre la despoblación, hablamos de muchas ideas y soluciones, pero nunca escuchamos a quienes de verdad han de ser los protagonistas, toda aquella juventud que debería tener la oportunidad de quedarse a vivir en nuestros pueblos".

Hasta la semana pasada ha recorrido 14 pueblos monegrinos para saber la opinión de 26 jóvenes. "Me gustaría llegar a todas las poblaciones de Los Monegros, pero en algunas ya no hay jóvenes". En la primera parte lo ha planteado a los diferentes centros de educación secundaria y, gracias al IES Montes Negros de Grañén y al IES Sabina Albar de Bujaraloz, que aceptaron la propuesta, ha podido llegar a jóvenes de muchas localidades. "Aún queda mucho por hacer, "Pueblo" va a continuar", afirma Ruiz, que, a través de una batería de preguntas a estos chicos y chicas, ha averiguado que a casi todos les gusta su pueblo, "en general están muy a gusto. Valoran vivir en un pueblo, ven sus ventajas: la familiaridad, los amigos, la seguridad y la tranquilidad", si bien son conscientes de que están pocos. "En los pueblos más pequeños están tan poca gente que no están suficientes como para jugar a fútbol e incluso en pueblos donde en su franja de edad están solos. Para estar con los amigos les han de llevar al pueblo grande de al lado".

Asimismo, expone el investigador monegrino que a casi todos les gustaría quedarse a vivir en su pueblo, pero a la vez ven la realidad "y saben que su vida estará fuera. Es muy difícil que se queden a vivir en sus municipios, la dinámica empuja a vivir en las ciudades, salen a estudiar y allí comienzan a hacer una nueva vida. Luego, la falta de empleo y de servicios hace complicado, por no decir imposible, que vuelvan".

Este grupo de jóvenes afirma que lo que más les gusta son las fiestas, mayores y menores, las romerías... "Muchos han marchado a vivir a las ciudades y vuelven fines de semanas, festivos, vacaciones y fiestas. Las fiestas son muy especiales, de alegría, de gente y de encuentros, dan vida, son una explosión de actividades y gente".

Entre los factores que más valoran, están la libertad y seguridad que da un pueblo. "Pero hay pueblos muy pequeños y con muy poca gente y existe mucha diferencia entre el invierno y el verano", dice Ruiz, que comenta que lo que más le ha sorprendido ha sido "ver que son conscientes de que antes se vivía peor, que sus abuelos y abuelas tenían poco, la vida era muy dura, de trabajo y esfuerzo. Ahora, todo está mucho mejor, hacen falta cosas, pero en los pueblos hay una gran calidad de vida y, a pesar de ello, la gente no se queda a vivir en los pueblos".

Reflexionando sobre esta investigación, destaca cómo los jóvenes monegrinos "viven cada día la soledad de nuestros pueblos: la escuela cerrada, la falta de servicios, los largos inviernos, la falta de actividades y ocio, el médico que sólo viene al pueblo dos veces por semana", así como "el bar que sólo abre los fines de semana, las casas vacías y calles enteras con casas vacías, la tienda que cierra, tener que ir a la ciudad para comprar cualquier cosa, desplazarse continuamente, salir a estudiar, luego a la Universidad y luego no volver; como muchos que marcharon hace tiempo a la ciudad. Sin ellos, no hay futuro".

La realidad es que, después del éxodo rural a las ciudades de los años 60 a los 70, en la actualidad estamos viviendo un segundo abandono rural "que puede significar la muerte de muchos de nuestros pueblos. Además del envejecimiento, los jóvenes ya no sólo marchan a las ciudades, también emigran a otros países en busca de un futuro mejor. Nuestros pueblos pierden su juventud y nuestro territorio acaba enmarcándose como Área de baja demografía por despoblación de Europa", dice Ruiz, al que todavía queda mucho para terminar "Pueblo". "Cuesta mucho llegar a según qué sitios y gente, no es nada fácil. Pero seguiré descubriendo Los Monegros y su gente" promete.

Etiquetas