Sociedad

LA ENTREVISTA

Cristian Laglera: "Ver el reencuentro de gente de Huértalo no tiene precio"

El oscense presentó en Majones "Huértalo, el pueblo que fue", con el que participó en la reciente 20ª Feria del Libro de Jaca

Cristian Laglera: "Ver el reencuentro de gente de Huértalo no tiene precio"
Cristian Laglera: "Ver el reencuentro de gente de Huértalo no tiene precio"
R.G.

JACA.- Cristian Laglera vivió un día memorable al presentar su libro el 20 de julio en Majones. "Fui un espectador privilegiado del reencuentro de gente de Huértalo que hacía años que no se veía. Eso no tiene precio", dijo el autor de Huesca, que estuvo año y medio en contacto con habitantes y descendientes de esta pedanía de Berdún, que es "uno de los más de 300 núcleos que quedaron deshabitados en la provincia en el siglo XX".

En 1825, tenía 18 casas; en 1910, 9; y en los años 50, solo 5. "Huértalo carecía de los servicios básicos de primer orden y la gente se marchó poco a poco", según Laglera, que aporta la visión de José Cardús, quien visitó el pueblo en los años 60, cuando quedaban 3 casas habitadas. "A Huértalo no llega la carretera. No hay teléfono, ni luz eléctrica. La escuela está cerrada, porque no hay niños", decía Cardús. "Con este panorama tan desolador, no es complicado imaginarse el final al que estaba abocado".

Gracias al matrimonio formado por José y Julia, de Casa Buey, "Huértalo se mantuvo con vida varias décadas". Julia falleció en 1982 y José quedó como único habitante, residiendo en solitario hasta 1999, cuando se produjo "la muerte definitiva del pueblo", en el momento que se marchó a la cercana localidad de Villarreal de la Canal, donde pasó sus últimos años.

Hoy en día, "el pueblo está devastado. De las viviendas solo Casa Matías mantiene el tipo a duras penas. El resto son una ruina absoluta". La iglesia "es el edificio que se mantiene más digno, partiendo de la base de que también está en ruinas". La ermita "sufrió el robo de las dovelas de las puertas y de la pila benditera que tenía empotrada en su muro sur".

La mayor parte de la información recogida en este libro es de gente de Huértalo o descendientes, que ahora residen en Jaca, Berdún, Huesca o Zaragoza. "Todo el mundo ha colaborado conmigo", explicó el autor, que agradece "el privilegio de contar" con Faustino Calderón, Rafael Margalé, Marylisé Ortiz, José Luis Añaños o Salas Tricas. Todos ellos firman algún capítulo o realizan una colaboración.

"Por diferentes casualidades de la vida", Laglera habló con gente de 3 de las 5 casas de Huértalo, que luego fueron 4. Su intención era "aprovechar la ocasión para sacar toda la información posible" y publicarlo en su web o un medio en papel en los que colabora, pero "la idea gustó" y se convirtió en su sexto libro. Todos publicados por la Editorial Pirineo.

La obra tiene una tirada pequeña y se distribuyó en Huesca y Jaca, en cuya Feria del Libro estuvo el 28 de julio. También, se puede conseguir en la web de la editorial. Su única presentación tuvo lugar en Majones, donde acudió gente de todas las casas de Huértalo y también de Berdún, Biniés, Arrés, Jaca y Javierregay. "Hubo un llenazo y pasamos una tarde estupenda", apuntó Laglera, agradecido con la labor de la Asociación de Vecinos y Amigos de San Martín de Majones y especialmente con Carmen Ferrer y Beatriz Araguás.

Etiquetas