Sociedad

¿QUIÉN SOY?

Ángel Pintado, una vida en torno al campo

Tras su trayectoria política que le llevó hasta Madrid, Pintado ha vuelto al sector privado

Ángel Pintado, una vida en torno al campo
Ángel Pintado, una vida en torno al campo
S.E.

HUESCA.- Ángel Pintado es el segundo de cuatro hermanos (tres varones y una mujer) y ha conocido el ambiente rural desde que vivió con la familia "a caballo" entre la Torre "Los Galafones" y Barbastro. "Pasé muchos días entre ganado y tractores. Me encantan los animales y las tareas de campo. Es una magnífica fórmula de relajación". Los estudios iniciales fueron en la escuela pública de Costean y después en las "escueletas" del Entremuro, Nacionales (La Merced) y colegio Seminario antes de continuar su formación fuera de Barbastro.

Tiempo y ratos para jugar al fútbol en el Juvenil del Barbastro hasta llegar al primer equipo, y años más tarde tuvo la oportunidad de disputar un partido amistoso en el Santiago Bernabéu formando parte del equipo del Congreso de los Diputados. En su trayectoria se ha dedicado al mundo del ciclismo, participación social en el Foro de la Familia, Familia y Dignidad Humana y en la Fundación Valores y Sociedad, impulsada por Jaime Mayor Oreja.

En el ámbito familiar, recuerda viajes con su padre a Torrelavega, "a comprar terneros y vacas, venta de alfalfa..., fueron años de aprendizaje que me sirvieron para conocer a personas singulares". La vinculación al sector agrario y de la alimentación ha formado parte de su vida. "Trabajé en una distribuidora con clientela entre Aragón, Cataluña y Navarra, a quienes visitaba con cierta regularidad. Además de conocer a mucha gente, viví los ambientes de una sociedad trabajadora con ánimo de crecer y mejorar la situación de familias y pueblos".

Del mundo comercial pasó al sindical, de la mano de Jóvenes Agricultores, donde participó en la defensa de los intereses del sector agropecuario. "Fueron años de cambio, asunción de responsabilidades, más participación y toma de conciencia". De ahí a la política, un paso por culpa de Antonio Sánchez, Esteban Viñola y Rufino Montañés, quienes le "convencieron" para iniciar su trayecto de 24 años entre el Ayuntamiento, las Cortes de Aragón, el Congreso de los Diputados y el Senado, con el Partido Popular.

Desde el recuerdo de esta etapa, "he tenido la gran suerte de conocer a decenas de personas en el ámbito nacional e internacional, en Moscú, Taiwan, Bangkok, Lima, Santiago de Chile, Buenos Aires y Nairobi, entre otras. He considerado siempre que la principal función de cualquier representante público es promover y buscar la pacífica convivencia entre todos". Su salida de la política supuso el regreso a los orígenes en el sector privado, entre una consultora para ayudar a la internacionalización de empresas del sector agroalimentario y una importadora de alimentos de calidad en Reino Unido. Su vida transcurre entre Barbastro, Aragón, Madrid y Londres. "Creo que junto a la familia, la vida profesional ocupa un lugar destacado".

Etiquetas