Sociedad

TRADICIONES

Buera, un escaparate para los artesanos y oficios de antaño

La localidad del Somontano celebró ayer su tradicional feria de artesanía

Buera, un escaparate para los artesanos y oficios de antaño
Buera, un escaparate para los artesanos y oficios de antaño
Á.H.

BUERA.- Doce ediciones avalan el Encuentro de Artesanía organizado por la Asociación Cultural de Buera (Acuba) en colaboración con la DPH y el Ayuntamiento de Santa María de Dulcis. En esta ocasión hubo menos artesanos de lo habituales, pero no faltaron las bolilleras que mantienen la fidelidad a esta cita estival. Mariano Lisa, alcalde del municipio, destacó "la trayectoria de doce años seguidos con estas actividades culturales que generan encuentro vecinal y son un aliciente añadido para Buera".

En este aspecto, reconoció que "este encuentro tiene sus limitaciones, pero mantiene el encanto habitual. El año próximo habrá novedades, con cambios para mantener viejos oficios, los bolillos entre ellos, porque cada año la gente es más mayor y la renovación es lenta, aunque tenemos una pequeña escuela para enseñar a las niñas. La labor de las bolilleras se pierde si no colaboramos para evitarlo".

La participación de niños y jóvenes se notó en el encuentro, donde hubo artesano del mimbre, cucharero, bisutería, productos agroalimentarios, jabones caseros, artesanía, tejería decorativa y otros, que conformaron "una calle Mayor engalanada". Mariano Lisa señalo que "esta cita tiene sentido por muchas razones: seña de identidad del pueblo, unión vecinal para sacarlo adelante, aportación al turismo en el medio rural, y porque damos la oportunidad de que los artesanos disfruten una jornada de convivencia popular".

La mayor parte del público fue vecinal. "Tal vez nos falta más difusión, pero está entre los aspectos que se plantean para la edición próxima que organizarán la asociación cultural y vecinos que se reunirán con meses de antelación. Se trata de definir bien este encuentro en formato modificado para aumentar el número de puestos y organizar actividades paralelas. El Ayuntamiento apoyará la propuesta".

Este año, la novedad gastronómica fue una paella para 200 personas, condimentada por un vecino. "Son iniciativas que ayudan a la convivencia".

En la práctica, una visita a Buera deja buenos recuerdos porque el espacio cultural El Torno ofrece la posibilidad de un recorrido por el mundo del aceite, y cerca del pueblo el aliciente añadido de Dulcis, la Ruta del Aceite y el gran reloj de sol con medidas de 20 x 14 x 11 metros cuyas horas se marcan sobre troncos de olivos y está entre los "monumentales" de España por sus características y el tamaño.

Etiquetas