Sociedad

LA ENTREVISTA

Victoria Donoso Calvo: "Vivir las fiestas y escuchar una rondalla ha sido muy emocionante"

La hija de Victoria Calvo disfruta por primera vez junto a sus hijas la Jota de San Lorenzo

Victoria Donoso Calvo: "Vivir las fiestas y escuchar una rondalla ha sido muy emocionante"
Victoria Donoso Calvo: "Vivir las fiestas y escuchar una rondalla ha sido muy emocionante"
P.S.

HUESCA.- Hay que remontarse a 1950, y más concretamente al barco Monte Ayala en el que un grupo de oscenses iba rumbo a Sudamérica. Entre ellos Sara Villacampa, que en ese viaje creó la Jota de San Lorenzo con la complicidad de sus compañeros de Coros y Danzas, entre ellos Victoria Calvo y Hortensia Álvarez. En su parada en Quito, el grupo fue recibido por José Ignacio Donoso. En esa recepción Victoria y Hortensia conocieron a dos hermanos, Octavio y Jaime, hijos de José Ignacio. Comenzaron a cartearse, ellos vinieron a verlas, y Victoria y Octavio se casaron en la Basílica de San Lorenzo.

Se trasladaron a Quito y tuvieron cuatro hijos, a los que ella les transmitió su amor por Huesca, por su folclore, por sus fiestas y costumbres.

Victoria Donoso Calvo visitó por primera vez la ciudad con 7 años, fue en 1970 junto a sus padres y sus cuatro hermanos, el pequeño de 1 año. En 1987 regresó y en 2019 lo ha hecho acompañada de sus dos hijas, María Victoria y María Teresa, que dan buena cuenta a su padre de todo lo que están viviendo estos días. "Estamos muy arraigados a Huesca y nos llamaba la atención venir", comentan María Victoria y María Teresa, mientras a su madre le saltan las lágrimas al recordar todo lo que vivió de niña en la ciudad y lo que le contaba su madre, "que cuando se juntaba con Sarita y Hortensia tocaban las castañuelas y bailaban la jota, dejando a la gente admirada".

Así se quedaron ellas cuando el 9 de agosto vieron a la Agrupación Santa Cecilia bailar San Lorenzo delante de la basílica. "Fue muy emocionante porque habíamos visto fotos y vídeos y escuchado discos, pero nunca habíamos visto bailar la jota y escuchado una rondalla en directo".

En su casa un gran mural de los gigantes y los cabezudos les recuerda Huesca. Para María Victoria y María Teresa internet ha sido una forma de estar más cerca de la ciudad de su abuela, pero "andarla y vivirla" ha sido el mejor regalo que podían recibir. La jota unió Quito y Huesca, "y descubrirla ha sido una experiencia maravillosa".

Etiquetas