Sociedad

RECREACIÓN HISTÓRICA

Ibieca hace un buen balance de las jornadas medievales

Más de 450 personas asistieron a la octava edición de esta actividad celebrada en Foces

Ibieca hace un buen balance de las jornadas medievales
Ibieca hace un buen balance de las jornadas medievales
J.A.B.

HUESCA.- La VIII Recreación Medieval de Foces sumergió a Ibieca (Hoya de Huesca) en el siglo XIII durante todo el fin de semana, en unas jornadas marcadas por el intenso calor y por la afluencia de personas que, a pesar de ser menor que en otras ediciones, ha llenado de vida este pueblo oscense. La programación, organizada en parte por Luís Sorando López, "estaba destinada al divertimento de los recreadores", aunque fascinó al público asistente, que en su mayoría pertenecía a los municipios colindantes.

Más de 450 personas asistieron a la recreación durante todo el fin de semana. A pesar de que ya es una cifra bastante significativa, Sorando piensa que "la asistencia podría haber sido mayor, pero el puente de la Virgen de Agosto hizo que mucha gente de Huesca se fuera de la provincia".

Además, el sofocante calor, que afectó sobre todo en la jornada del sábado, hizo que la estancia en las actividades fuera más incómoda. A pesar de ello, calificó la VIII Recreación Medieval de Foces con una "muy buena valoración".

El encuentro de recreadores se zanjó este domingo por la mañana, con unos actos que estuvieron encabezados por los agasajos a la Abadesa de La Almunia de Doña Godina. Durante este acto se cantaron aleluyas -poemas de dos versos de ocho sílabas cada uno y de carácter popular, dedicados a ensalzar o alabar a alguie- por Doña Godina. Al acto acudieron representantes consistoriales del municipio zaragozano.

Este sábado por la mañana tuvo lugar el enfrentamiento entre dos señores feudales, uno aragonés y otro castellano, que discutieron por razones heráldicas. Ambos caballeros tenían muchas semejanzas en su escudo, por lo que se debía decidir quién podía llevarlos para no ser confundidos por las demás personas.

Esta teatralizada discusión "llegó a los tribunales", quienes decidieron que el asunto debía resolverse mediante un duelo o combate singular. El conflicto finalizó con la victoria del señor feudal de la Corona de Aragón, por lo que al noble castellano se le prohibió utilizar esa heráldica dentro del territorio aragonés. No obstante, se declaró que en Castilla, su tierra, podría seguir llevando su blasón.

Luís Sorando López comentó que actualmente hay una exaltación de la Edad Media gracias a la proliferación de películas, series y libros basados en estas épocas históricas.

Etiquetas