Sociedad

CHISPA

Colombia, víctima de las millonarias "garras" del tráfico ilegal de animales

El caso de un mono araña que tras ser capturado en las selvas colombianas fue entrenado para comer empanadas y tomar gaseosa, a pesar de ser considerada una de las 25 especies de primates más amenazadas en el mundo, muestra las nefastas consecuencias del millonario negocio del tráfico ilegal de animales en el país. Según Naciones Unidas, el comercio de animales es el tercer negocio ilícito más rentable en el planeta, con ganancias que podrían alcanzar los 26.000 millones de dólares (23.436 millones de euros) al año y superado en esa oscura clasificación solo por el narcotráfico y la trata de personas. En Colombia, muchos ciudadanos ignoran que hay 54.871 especies registradas de animales, plantas, hongos y microorganismos que hacen de esta la segunda nación más biodiversa del mundo, y la situación es preocupante.

Etiquetas