Sociedad

LA ENTREVISTA

Javier Martínez Pérez: "Yo descubrí el volumen, la forma, la piedra, y fue como un flechazo"

El escultor ofreció una ponencia sobre La belleza en las Jornadas Humanísticas de El Grado

Javier Martínez Pérez: "Yo descubrí el volumen, la forma, la piedra, y fue como un flechazo"
Javier Martínez Pérez: "Yo descubrí el volumen, la forma, la piedra, y fue como un flechazo"
P.D.C.

HUESCA.- El escultor Javier Martínez Pérez estudió Bellas Artes en la Universidad Complutense de Madrid y es uno de los máximos exponentes del arte escultórico actual. Ha recibido innumerables premios y becas para su formación. A su paso por las Jornadas Humanísticas de El Grado dejó una profunda huella de su concepto de arte y contestó las inquietudes artísticas que sembró con su intervención en las charlas.

El artista explicó que la universidad "le descubrió la escultura". "Yo entré en la facultad, como el 90% de los que entraban, porque quería ser pintor, porque lo que tienes a mano en casa son lápices, acuarelas. Pero nadie tiene una piedra en casa, barro, ni la posibilidad de manchar la casa. Yo descubrí el volumen, la forma y la piedra y eso fue como un flechazo", comentó el escultor madrileño.

Ante la típica pregunta de si el artista nace o se hace, su respuesta fue clara: "Desde pequeño sabes que eres artista. Cada uno tiene algo dentro que le lleva a ser algo; luego te tienes que hacer más, tienes que practicar. No puedes dejar de trabajar. Lo haces constantemente porque es tu vida, es como respirar. Si eres un pez no te queda más remedio que respirar fuera del agua", confesó.

Además, Javier Martínez se consideró partidario de las nuevas tecnologías en el ámbito artístico. "Nos ayudan a trabajar mejor y a progresar mejor los materiales. Pero también es necesario ser un artista", indicó.

Para el escultor, "el arte es una manera de interpretar la realidad". Además desveló algunas de sus técnicas: "A veces utilizo la técnica del vaciado para extraer personas, movimientos, luces, expresión... Un vaciado es la huella de un ser vivo y cada vaciado deja una obra de arte. Donde ahora está la escayola antes estuvo la cara, la persona; es la presencia de una ausencia. Aunque parezca una paradoja eso tiene mucho significado".

Martínez trabaja por encargo y por pasión. Ha expuesto en Londres, en diversas galerías de Madrid y en otros muchos lugares, por eso tenerlo en las Jornadas de El Grado fue una suerte. El ambiente que desprenden sus obras es significativo de su forma de ser porque, como él mismo dice, "el artista lo es porque crea, no porque ejecuta".

Etiquetas