Sociedad

ECOS - DE CERCA

María José Nogués Gil: “Los grandes compositores habrían disfrutadode los instrumentos y tecnologías actuales”

“La Escuela de Música forma parte de mi vida desde su apertura”, dice

María José Nogués Gil: “Los grandes compositores habrían disfrutadode los instrumentos y tecnologías actuales”
María José Nogués Gil: “Los grandes compositores habrían disfrutadode los instrumentos y tecnologías actuales”
M.B.

¿Cómo se dio cuenta de que la música era su verdadera vocación?

- La primera vez que vi una partitura, y desde mi infantil punto de vista, pensé que era un idioma secreto que quise entender.

¿Se considera una persona creativa?

- Disfruto enormemente de mi creatividad y la vuelco en arreglos y en alguna composición. He hecho una colección de siete piezas que se titula La Corona de Aragón que incluye una anterior composición titulada La que hizo Ramiro el Monje. Cuenta la historia y está destinada al sonido de una rondalla y podría ser un ballet aragonés. En mi trabajo se dan ocasiones en las que preparo adaptaciones y arreglos para mis alumnos. Es un placer y un privilegio verles disfrutándolos.

¿Por qué es importante aprender música?

- La música es fuente de muchos aprendizajes para las personas. Cultiva la disciplina, la paciencia, el lenguaje, la matemática, la pronunciación, la deducción, la expresión…

¿Cree que la música es motor del desarrollo humano?

- Es un fantástico vehículo de desarrollo. Estar a solas con una partitura y tocar un instrumento te introduce en un paréntesis en el tiempo en el que solo decides tú. Es tu momento y tu forma de decir y expresar. Me alegra el alma ayudar a conseguir este objetivo.

¿Cómo ayudan las nuevas tecnologías en el proceso de aprendizaje y en el disfrute de la música?

- Desde el punto de vista didáctico es maravilloso poder ver y escuchar en el acto una obra en concreto, el timbre de una voz o instrumento. Pienso que grandes compositores hubieran disfrutado mucho de los instrumentos y tecnologías actuales. La clave es tener criterio.

Seguro que tiene alguna anécdota de la Escuela de Música que nos quiera contar

- Hay tantas... confundir castañuelas con lentejuelas, decirme que las notas agudas suenan a estrellitas, ponerle nombre y apellido a mi caja de tizas (Asdrúbal Jones), decirme que una ligadura es una sonrisa y si liga dos veces parece un culo o "te juro que lo intento (callar) pero no puedo"…Es una fortuna trabajar con niños y es un anecdotario constante.

Sueñe y pida un deseo como profesora de música.

- Van a ser dos. Un deseo que formulo muchas veces al año es que mis alumnos lleguen a sentir de verdad cuando producen música. Cuando los veo conseguir ese clima es una de las mejores sensaciones que podemos compartir. El otro es que se valore el trabajo de todos los músicos

También ha sido jotera. ¿La jota en Los Monegros tiene futuro?

- Hay que aprender de nuestras raíces y cultivarlas. La jota debe tener el respeto que merece y siempre tendrá futuro mientras haya gente que la lleve en los dedos, en los pies, en la voz y en el alma. En Sariñena tenemos una estupenda escuela municipal sembrando nuestro folclore.

¿Qué sintió cuando le dijeron que iba a ser pregonera junto a Emma Cucalón de las fiestas de Sariñena?

- Ha sido un gran honor. Estamos agradecidas porque en cierta manera se reconoce nuestra labor de muchos años implicadas en que las escuelas municipales de música y jota estén vivas y gocen de buena salud. De Emma diré que es una persona apasionada por su labor, que siempre pone su gran corazón y que es un placer que pregonemos juntas.

¿En qué se ha basado el pregón?

- La Escuela Municipal de Música forma parte de mi vida desde su apertura. Su historia y la mía van juntas.

Un recuerdo de felicidad con la jota.

- La primera vez que escuché a la rondalla interpretando mi versión de la historia de la campana de Huesca que titulé La que hizo Ramiro el Monje. Soy uno de los miembros fundadores de Aires Monegrinos que además este año celebra su cuarenta cumpleaños. Cuando estuve activa viví momentos de todo tipo que recuerdo con mucho cariño. Algunos que fueron mis compañeros siguen siendo actualmente mis amigos.

¿Qué valora en un ser humano?

- Todo lo positivo. Acabaré antes diciendo que no soporto la falsedad ni el daño gratuito.

Un regalo de cumpleaños.

- Cualquiera que venga con cariño, pero una guitarra nueva no me vendría mal.

Una foto para la posteridad.

—Con mi marido y mis hijos.

¿Con qué personajes se iría de fiesta?

- Con los que voy siempre. No los cambiaría por ningún personaje.

¿La pedantería que más le irrita cuando la escucha?

- La presunción no me gusta. Me gustan las personas que aunque están altas siguen siendo sencillas.

¿Qué queda en usted de su niñez?

- Recuerdos de mi familia completa y una parte de inocencia que aún me visita de vez en cuando.

¿Cuál es la mayor superficialidad que se permite?

- Dormir una siesta en verano.

¿Qué es lo más responsable que se toma con máximo rigor?

- Mi familia y mi trabajo.

¿Qué hace usted cuando "se suelta el pelo"?

- Soy muy feliz con unas cañas, una conversación distendida y unas risas.

Tres cosas importantes a las que no renunciaría

- Mi familia, la amistad verdadera y mi relación con la música.

Un músico para sentarse a charlar...

- Beethoven.

¿Qué es lo que más le gusta de Monegros?

- El choque de paisajes, la luz que tiene, mi pueblo y su Laguna.

¿Qué cambiaría?

- Labordeta describió Monegros como una tierra hermosa, dura y salvaje. No hay que cambiarla, hay que cuidar su belleza, sumar y construir los medios necesarios para darla a conocer.

Etiquetas