Sociedad

ECOS - ¿QUIÉN SOY?

Miguel Peña Laín, un luchador de principios

Es presidente del colectivo Casco Antiguo de Sariñena, integrante del grupo Amigos de la Guitarra

Miguel Peña Laín, un luchador de principios
Miguel Peña Laín, un luchador de principios
S.E.

Actualmente es presidente del colectivo Casco Antiguo de Sariñena, integrante del grupo Amigos de la Guitarra, donde participa en la terapia musical que realiza en su grupo para los enfermos de alzhéimer. "Todo lo que creemos con mis compañeros que es bueno, colaboramos", señala Miguel, a quien se identifica como una persona de carácter, no pasa desapercibido por su actitud y decisión puesto que dice siempre lo que piensa, empezando por reconocer sus errores y por exponer los malestares con argumentos bien justificados viendo los problemas como oportunidades.

Nació en Sariñena, "en la casa en la que vivo, y con un año fuimos a vivir a Barcelona", si bien continuó viniendo a Sariñena "cada vez que teníamos vacaciones, hasta que en 2005 me quedé a vivir".

Su infancia fue la de un niño de cualquier pueblo monegrino, "siempre en la calle, jugábamos en el huerto Blasco, frente a mi casa, íbamos a bañarnos al río y a pescar barbos"; ríe recordando cómo hacían " trastadas propias de críos. Recuerdo un año para la misa del Gallo que subimos al campanario a coger palomas que luego soltamos en la iglesia", y, aunque dice que nunca fue el cabecilla, los que le conocen piensan que algo tendría de líder en hazañas como la citada.

Asimismo, rememora cómo su padre les llevaba a él y a sus tres hermanos un peculiar desayuno todos los domingos a la cama: "Nos despertaba con zarzuela y un vasito de vino dulce con galletas o magdalenas y aseguro que ninguno hemos salido ni borrachos ni drogadictos". Además, explica cómo su padre hacía las tareas de casa cuando su madre estaba enferma, "y los cuatro hermanos aprendimos desde cocinar hasta planchar, en casa hacemos todo".

De su afición por tocar la guitarra, también tuvo que ver su padre: "A los nueve años me regaló la guitarra con la que todavía sigo tocando".

Así, este hombre con valores y principios ha sido un luchador en su trabajo y sigue siendo un guerrero en la búsqueda de soluciones para revitalizar el Casco Antiguo de Sariñena, para colaborar con toda clase de agrupaciones a través de la música. Como representante de esta zona de la villa, asegura: "En la España vaciada se debería generar puestos de trabajo y servicios, arreglar carreteras y la sanidad, porque las grandes ciudades tienen un problema importante que es la contaminación. El deporte y la cultura influyen mucho y esto sería una lucha fundamental para Sariñena".

Etiquetas