Sociedad

LA ENTREVISTA

Montserrat Egea Cabellud: "Muchos clientes esperan mi visita cada día, por lo que hemos creado un vínculo casi familiar"

Ha sido elegida recientemente mejor vendedora de la Organización Nacional de Ciegos Españoles 2019 en la comunidad de Aragón

Montserrat Egea Cabellud: "Muchos clientes esperan mi visita cada día, por lo que hemos creado un vínculo casi familiar"
Montserrat Egea Cabellud: "Muchos clientes esperan mi visita cada día, por lo que hemos creado un vínculo casi familiar"
M.B.

SARIÑENA.- Montserrat Egea Cabellud ha sido seleccionada como la mejor vendedora de la Once del año 2019 en el ámbito de la Dirección de Zona de la organización en Aragón. Un galardón con el que la entidad trata de reconocer anualmente el esfuerzo de los trabajadores dedicados a la venta responsable de sus diferentes productos de juego.

Egea, vendedora con discapacidad, es vecina de la localidad monegrina de San Juan del Flumen y se dedica a esta labor desde el año 2012. En la actualidad, lo hace en la capital oscense y en municipios de alrededor, aunque también ha vendido en la comarca de Los Monegros.

Debido al buen trato que ofrece a los clientes, éstos le compran los productos a diario. "Son muchos años y muchos clientes esperan mi visita cada día, por lo que hemos creado un vínculo casi familiar", explica Egea, que recorre pueblos casi deshabitados "donde a los mayores les gusta comprar cada día el cupón de la Once, para ellos es una ilusión".

Cabe recordar que la vendedora repartió la suerte en noviembre de 2015 "en el sorteo especial del 11 del 11 de la Once dejando 230.000 euros en Sariñena, Fraella y Peralta de Alcofea"; narra todavía entusiasmada por aquel premio que le supuso "una gran alegría y una ilusión tremenda porque en realidad lo que vendemos es para que la gente pueda cumplir sus sueños", señala recordando que "también repartí un cupón de 40.000 euros del sorteo del Día del Padre y siempre que vendo algún producto premiado siento una inmensa alegría, a pesar de que no me toque a mí".

Egea, recibirá el galardón el próximo mes de febrero, un reconocimiento anual con el que la organización premia el esfuerzo de los trabajadores dedicados a la venta responsable de sus diferentes productos de juego. "Estoy muy contenta porque con esta distinción se reconoce la dedicación, el esfuerzo, el buen trato a la gente y el buen hacer de mi trabajo", porque elegir a la mejor vendedora de Aragón tiene su mérito en una zona con muy poca población.

La gala del próximo mes de febrero transcurrirá bajo los valores de cercanía, perseverancia, generosidad, simpatía y solidaridad, que Egea ha demostrado poseer y que se tienen en cuenta a la hora de seleccionar a aquellos vendedores y vendedoras que han destacado a lo largo del año, además de por el desempeño de su trabajo, su actitud en la venta, su grado de implicación en la institución de la Organización y por su compromiso con la labor social.

Etiquetas