Sociedad

PATRIMONIO CULTURAL INMATERIAL

Un museo dedicado a la etnobotánica y la magia en Tella-Sin

Esta localidad fue uno de los lugares elegidos por las brujas para sus aquelarres

Un museo dedicado a la etnobotánica y la magia en Tella-Sin
Un museo dedicado a la etnobotánica y la magia en Tella-Sin
I.C.

HUESCA.- Dada la importancia que tiene en la Comarca de Sobrarbe todo lo relacionado con las creencias y la religiosidad popular, que son una parte fundamental del patrimonio cultural inmaterial de esta zona del Alto Aragón, no es de extrañar que en estos valles haya un Museo de la Brujería, y que fuera abierto años atrás en la localidad de Tella-Sin, "uno de los lugares preferidos por las brujas para celebrar sus aquelarres y hechizos", según se informa en la web "https://www.tellasin.com › museo-la-bruja"", explican desde el centro de interpretación de Tella.

Este museo dedicado a la bruja tiene su sede en la antigua "Casa de la Maestra", "donde se recogen diversas historias relacionadas con la habitual presencia de brujas en la población, y hasta se tiene constancia de la Danza d' as Bruxas que todavía se baila en el pueblo".

En la Casa de la Bruja de Tella, además, "nos adentraremos en el mundo mágico del Pirineo y la etnobotánica del Alto Aragón, mediante unos paneles explicativos que nos hablan del mundo de la brujería, las plantas y su uso, así como leyendas de la zona, elementos protectores que utilizaban las gentes del entorno, el significado que tenían para el hombre elementos naturales como el agua o las tormentas; y leyendas sobre la formación de montañas como Monte Perdido y la Brecha de Rolando".

En el centro de interpretación de Tella hablan al visitantes también del Puntón de las Brujas, una pequeña montaña situada en las proximidades de la localidad y al que "ni las tres ermitas edificadas a sus pies, consagradas para defender de la oscuridad al cristianismo, han podido evitar que este pequeño pico haya mantenido su energí­a telúrica ancestral que le hace único. Cuando se visita la energía se percibe, y si se cierran los ojos el sonido del viento se confunde con las risotadas de las brujas", agregan las mismas fuentes.

Y también se explica en este museo la historia de amor del gigante Silbán de Tella y Marieta, una astuta y bella pastora. Un amor no correspondido por esta y que termina con la trágica muerte de Silbán, que fue asesinado cobardemente por los pastores con un enorme cántaro de leche envenenada.

Etiquetas