Sociedad

ANIVERSARIO

Balbina Bernaus celebra sus cien años en Graus

La centenaria festejó su cumpleaños en la residencia junto a varios miembros de su familia y algunos compañeros

Balbina Bernaus celebra sus cien años en Graus
Balbina Bernaus celebra sus cien años en Graus
E.F.

GRAUS.- Balbina Bernaus Solé nació en Villanova de Meia (Lérida) el 6 de enero de 1920 y este lunes, cien años después, pudo celebrarlo en compañía de su familia. En una festividad muy especial, la de Reyes, Balbina compartió su centenario con sus dos hijos, sus cuatro nietos y sus 6 bisnietos, pero también con sus compañeros en la residencia de Graus, donde ingresó el pasado año, y a quienes obsequió con un baile para que la acompañaran en esta entrañable celebración.

Balbina se trasladó de Villanova de Meia, su localidad natal, a Ribagorza cuando se casó con José Salazar, una persona muy conocida en la zona oriental de la comarca. Con él se casó en Pilzán, antes de afincarse definitivamente en Purroy de la Solana. Enviudó en 1997, pero siguió viviendo en la localidad con su hijo José Salazar y su familia. Su hijo, con algún problema de salud, y su hija, que actualmente vive en Lérida, además del resto de su familia la acompañaron en la intensa celebración de este lunes.

Primero, compartieron en el restaurante El Pesebre de Graus una comida en su honor, en la que soplaron las velas de la tarta. Junto a ella, sus nietos José Domingo, Juan Carlos, Miriam e Iván, con sus parejas, y sus bisnietos Ara y Carla, Alex y Paula, Ainhoa y Sofia, con la que se lleva cien años menos quince días.

Tras una larga sobremesa, se trasladaron hasta la residencia de mayores de Graus, donde tuvo lugar el baile con el que se obsequió a sus compañeros en el centro. Uno de sus nietos, José Domingo, recordaba que Balbina vivió en Purroy con su familia hasta febrero del año pasado cuando, tras romperse la cadera, su salud empeoró.

Salvo unos problemas de piel que le obligan a llevar algunos apósitos faciales, Balbina está bastante bien. Come de todo, camina con el andador -tras recuperarse de la operación de cadera del año pasado- y solo toma pastillas para los nervios. "Hasta hace un año andaba, se hacía la cama, cocinaba, estaba bien", explicaba su nieto José Domingo.

Su hija decía que había sido siempre "una persona feliz, muy juvenil". En este sentido, aludía a la chaqueta que Balbina estrenó ayer por su cumpleaños, que no le gustó porque no iba cerraba. "Le pondré una cremallera y se la volveré a traer, buscaba los botones", comentó la hija de esta jovial centenaria.

Etiquetas