Sociedad

LA ENTREVISTA

Víctor Guiu: "La despoblación es una cuestión de la narrativa de la cultura occidental"

Licenciado en Historia, poeta y profesor de Geografía e Historia, es autor de "Lo rural ha muerto, viva lo rural"

Víctor Guiu: "La despoblación es una cuestión de la narrativa de la cultura occidental"
Víctor Guiu: "La despoblación es una cuestión de la narrativa de la cultura occidental"
S.E.

HUESCA.-¿Qué es lo rural? Víctor Guiu, originario de Híjar (Teruel), profesor de Geografía e Historia en el IES Matarraña de Valderrobles, licenciado en Historia y autor de varios poemarios, como Poesía Líquida (2015), desliza esta pregunta, entre anécdotas ajenas y experiencia vividas en primera persona, en las páginas de su libro Lo rural ha muerto, viva lo rural. Otro puñetero libro sobre la despoblación, de la editorial Dobleuve Comunicación.

Guiu advierte "lo dificil que es saber qué es lo rural. Anteriormente se identificaba con el campesinado y la ganadería. Entre la gente que habitamos ahora el mundo rural hay una variedad muy amplia". Hoy, insiste, nos encaminamos hacia "híbridos rural-urbanos o urbano-rurales", haciendo hincapié en la amplitud de la categoría en cuestión, Tambien quiere dar voz a las personas que viven en lo rural, sobre todo a los jóvenes. Quiere desmontar los tópicos sobre los que se habría construido un relato para contar lo rural, que no deja de proyectar "la misma visión que se tenía hace 30 o 40 años", apoyada en la necesidad de "las infraestructuras, en el victimismo y la melacolía" y que "se sigue viendo en buena parte de la literatura, los reportajes, la visión general (sobre lo rural) y que siempre es urbana".

Lo que se esconde detrás de un título que utiliza la estructura sintáctica de la expresión ritual francesa "El rey ha muerto, viva el rey", con la que se daba continuidad al sistema monárquico a la muerte de un rey y la coronación del siguiente, es "un ejercicio literario e irónico de todo lo que gira entorno a la despoblación": "Se habla de la educación, de la propiedad de la tierra, de la gente que quiere vivir en el pueblo y que no puede, de cómo influye el amor y los casamientos, de convencer a toda la familia de vivir en el pueblo, de las tradiciones, del lenguaje", aludiendo a todos los sectores, "intentando sugerir que la solución está en nosotros mismos".

Guiu remarca como, cuando se ha hablado de las causas y los porqués de la despoblación "siempre se han primado los criterios económicos para vivir en un pueblo, cuando no es real. El hecho de la despoblación es una cuestión cultural, de la narrativa propia de la cultura occidental". Tópicos y soluciones efervescentes -aquellas que duran el momento de pensarlas- y que obligan a los demás "a hacer algo que no estamos haciendo nosotros", afirma. La solución para este profesor de secundaria es fácil, "es querer vivir en el pueblo. Si no partimos de esa base, no podemos hablar de repoblación ni de mantenimiento".

El libro comienza en un pueblo de los de verdad, "aquellos donde acaba la carretera [...] a los que hay que ir de propio [...] Por el mismo sitio que se entra... se sale. Un pueblo de verdad". "Yo hablo de un pueblo cualquiera, un pueblo normal y corriente, que no esté ni suficiente mal comunicado ni bien. ¿Qué es lo que nos lleva a no vivir ahí? ", cuestiona el autor.

Etiquetas