Sociedad

LA ENTREVISTA

Fernando Latorre:"Escribir mi primer libro ha sido más complicado que subir al pico Lenin"

El escritor acaba de publicar la obra literaria De 0 a 7.134 (Círculo Rojo), un viaje que ha sido "difícil" de contar

Fernando Latorre:"Escribir mi primer libro ha sido más complicado que subir al pico Lenin"
Fernando Latorre:"Escribir mi primer libro ha sido más complicado que subir al pico Lenin"
Á.H.

BARBASTRO.- Fernando Latorre ha iniciado el año con dos objetivos cumplidos, su primer libro, De O a 7.134 (Círculo Rojo), que es la altura del pico Lenin elegida como referencia para un viaje "difícil" de contar. Y la publicación coincidió con su primera cima en el Aconcagua antes de Navidad, en la expedición altoaragonesa con Gisela Soley y Joan Morral, a 6.960 metros de altura. El libro de 276 páginas se basa en "una historia muy personal que no es de aventuras, sino de otra cosa y que no va de subir montañas", explica el informático estadillano, que trabaja en el Departamento de Informática del Centro de la Uned.

"Lo del punto 0 tiene que ver con el contenido, porque cuento la etapa de mi vida desde el día que cambié el rumbo. Es la historia de un informático que, después de separarse, se compró un coche nuevo y estuvo siete años viviendo solo y sin ordenador en un piso grande, y que, al mirarse en el espejo con una foto entre las manos, salió corriendo en una huida hacia adelante y se fue a subir montañas pensando que al llegar arriba vería de cerca la muerte, tal vez a Dios o alguien, y como no estaba ninguno de ellos, regresó", explica.

Hasta ahora la altura máxima en su vida (montañera) ha sido el pico Lenin en contraste con el pico Buñero (Estadilla) que ha sido el más bajo con 1.109 metros. "El libro fusiona la parte aventurera, montañera, deportista de retos y desafíos con la emoción propia del cambio de vida y de bastantes cosas a partir del 0. El punto de partida es el de quien comienza una vida nueva que incluye puntos de inflexión propios de un rumbo diferente para avanzar", dice.

El inicio de su trayectoria montañera fue "poco ortodoxa porque pasé, en dos años, de no tener crampones ni piolet a llegar a la cima del pico Lenin, de la práctica de senderismo en el Pirineo a subir un sietemil y lo que conllevan las prácticas en campamentos de altura. Asumí ciertos riesgos que no son habituales en poco tiempo". De su etapa anterior propia de campamentos en el valle de Benasque, recuerda que después de quince años desde su primera ascensión al Aneto, "regresé para doctorarme dos veces en una semana".

Antes de lanzarse a la primera "aventura editorial" tuvo el blog "SéValienteYEsfuerzateCadaDía" y piensa que "valió la pena. Espero que algún día se repita algo parecido por haber escrito este libro, con el que se identificará mucha gente que haya pasado por una situación similar y quizás puede ser de utilidad para quien tenga que afrontar algo parecido".

De todas maneras, reitera que "es más un libro de emociones personales que de aventuras. La montaña tiene muchas cosas buenas, como desconectar no solo en el aspecto físico sino en el mental, te ayuda a limpieza del coco, a pensar de otra manera. Para un informático no es fácil escribir este libro donde te desnudas a nivel personal. Cuesta romper barreras para enseñar tu alma. Ha sido más complicado que llegar a la cima del pico Lenin".

Etiquetas