Sociedad

LA ENTREVISTA

Luis Gonzalo Segura: "La justicia militar no debería existir, es un anacronismo"

Es el autor de En la guarida de la bestia, "un acto de justicia" con las mujeres víctimas de acoso, abuso sexual o violencia en el ejército

Luis Gonzalo Segura: "La justicia militar no debería existir, es un anacronismo"
Luis Gonzalo Segura: "La justicia militar no debería existir, es un anacronismo"
R. G.

HUESCA.- Luis Gonzalo Segura presentó la tarde del pasado jueves en Huesca su último libro, En la guarida de la bestia, primera obra crítica editada en España sobre la situación de la mujer en las fuerzas armadas. "No había un libro sobre esta temática y era necesario escribirlo, es un acto de justicia", afirma.

Gonzalo Segura fue expulsado del Ejército en 2015, siendo teniente, tras haber publicado varios libros críticos con las fuerzas armadas, por "manifestaciones contrarias a la disciplina; se ve que contar todo lo que es cierto, que nadie lo puso en duda, es contrario a la disciplina". Ahora, está "en tribunales europeos para conseguir que me repongan en mi puesto de trabajo".

Relata en En la guarida de la bestia 40 casos "contrastados que se han ido publicando" de mujeres "que han sufrido algún tipo de acoso, agresiones sexuales o alguna violencia machista", desde que se incorporó la mujer a las Fuerzas Armadas hace 30 años hasta la segunda década de este siglo.

Analiza Gonzalo Segura, también, lo que sucede en otros ejércitos y da "datos que hay a día de hoy sobre las denuncias y resoluciones, y en definitiva lo que hay es una tasa de denuncias muy alta, en los últimos tres años entre 4 y 8 veces superior a la sociedad, aunque muy baja en proporción a lo que se supone que hay". Además, "la tasa de condenas en los últimos años es del uno por ciento y por si fuera poco, los condenados siguen dentro de las Fuerzas Armadas. El acumulado total de militares condenados en casos de acoso y abuso sexual es del 5 por ciento desde que se incorporó la mujer".

El problema en su opinión es que "la justicia militar es de militares para militares y es algo que a día de hoy no debería existir, es un anacronismo y una anomalía. La única posibilidad de comenzar a cambiar la situación es eliminar la justicia militar, como han hecho en Alemania, como ha sucedido en Noruega, en Bélgica, en Holanda..., en prácticamente todos los países de Europa".

Y mientras tanto, "lo que te encuentras es que la mayoría de las mujeres que denuncian sufren acoso laboral, son expulsadas de las fuerzas armadas o causan baja después de ser repudiadas por el sistema, y esto es un escenario muy tétrico".

Historias que hablan de "violaciones muy duras", de "casos terribles como el de un subteniente que durante más de dos años estuvo encerrándose en un despacho con una soldado y masturbándose delante de ella, la cual no consiguió que la creyeran hasta que no le hizo una foto masturbándose", de "un capitán condenado por 28 agresiones sexuales"... Por cierto, la presentación del libro, que tuvo lugar en la sede del Círculo Republicano Manolín Abad, en la calle La Campana, de Huesca, estuvo acompañada por el ruido de la explosión de un petardo, según explicaba el viernes en Twitter el autor de En la guarida de la bestia, quien terminada su tuit así: "¿Chiquillada Puede ser...".

Etiquetas