Sociedad

LA ENTREVISTA

Javier Gállego Jané: "Faltan razonamientos amplios y eso lleva a la ausencia de reflexión"

Javier Gállego Jané: "Faltan razonamientos amplios y eso lleva a la ausencia de reflexión"
Javier Gállego Jané: "Faltan razonamientos amplios y eso lleva a la ausencia de reflexión"
S.E.

HUESCA.- Aunque reconoce la parte positiva, "todo el conocimiento humano lo tienes en tu mano", Javier Gállego se muestra pesimista ante los cambios de forma, pero también "de fondo" que la revolución digital ha provocado: "Es la más importante de la historia de la humanidad, la más global, la más rápida y la más transversal. Lo digital ha llegado al último confín del mundo en una generación". El problema, según Gállego, es que está afectando a la verdadera comunicación porque "está cambiando al ser humano".

Un cambio que nos hace, por primera vez en la historia, "estar menos comunicados aunque pensemos lo contrario", explica al esbozar en qué consistirá la conferencia La revolución digital. ¿Una amenaza para los derechos sociales?, incluida en el ciclo Conversaciones mirando al futuro: nuestros valores y derechos sociales, organizado por la Fundación Ibercaja, en colaboración con el Ayuntamiento de Huesca, y que tuvo lugar este jueves, a las 19:30 horas, en el Centro Ibercaja de Huesca.

Gállego aporta un matiz a ese cambio hablando de "retroceso en la comunicación verdadera, la real; hemos sustituido esta, la personal, la física, la oral, por la virtual", dando lugar a lo que él llama la era de la posreflexión: "Nos estamos habituando a multitud de impactos, muy simples, con muy pocas palabras y ausencia de conceptos amplios y eso lleva a una falta de reflexión".

Pareciera pues que la tecnología nos ha llevado a quedarnos sin tiempo, a perder el hábito y hasta olvidar los mecanismos para llegar a razonamientos profundos. Pero además, "lo digital ha provocado que cualquier persona en cualquier parte del mundo pueda ser emisor y receptor, eso es un mercadillo global que lleva a las fake news". "Se tiene que colocar y mover información en las redes, más que preocuparse por informar, todo tiene que ser muy efímero y muy rápido. Lo importante es publicar primero, ya no un titular sino una idea que dé fruto a un "like", porque los "likes" son negocio", afirma.

Dibuja la figura de una ciudadanía como "consumidores de información" y de periodistas como "productores de impactos con apariencia informativa". Las fake news o noticias falsas aparecen en su discurso recurrentemente alentando a la población a ser "más exigente", a estar mucho más dispuesta a "confirmar, conocer a quién firma para ver si eso tiene credibilidad o no". Reparte la responsabilidad para la profesión: "Deberíamos tener más exigencia con nosotros mismos, el tedax que desactiva las fake news es el periodismo con mayúsculas".

Gállego se cuestiona también sobre si los medios deberían hacer más pedagogía "para enseñar que todo lo que sale en la red no es creíble. También tenemos culpa de no hacer pedagogía, pero a veces es muy difícil, porque estamos cambiado como ser humano".

Etiquetas