Sociedad

75 ANIVERSARIO

El 75 aniversario de la liberación de los campos nazis

En recuerdo de los niños judíos martirizados en el Holocausto

El 75 aniversario de la liberación de los campos nazis
El 75 aniversario de la liberación de los campos nazis
S.E.

En el discurso que, a guisa de despedida, pronunció Jorge Semprún en la Appellplatz de Buchenwald, el 11 de abril de 2010, en el 65 aniversario de la liberación de los campos nazis, evocó el tormento de aquellos niños y adolescentes judíos, y subrayó que dentro de muy poco tiempo esos niños judíos serían los últimos depositarios de la memoria de aquellos infiernos. El gran escritor e intelectual, ministro de Cultura con Felipe González y superviviente de Buchenwald, se hallaba acompañado de los otros dos españoles que completaban la tripleta de supervivientes españoles de ese campo que todavía se hallaban con vida: el cordobés Virgilio Peña y el asturiano Vicente García Riestra, que honraron a Huesca con su visita. El superviviente Semprún -que "dejó de ser buen comunista para ser buen demócrata"- manifestó que "todas las memorias europeas de la resistencia y del sufrimiento sólo tendrán, como último refugio y baluarte, en diez años, la memoria judía del exterminio. La más antigua memoria de aquella vida, ya que fue, precisamente, la más joven vivencia de su muerte".

TESTIGOS DEL HORROR NAZI

Han pasado diez años y ya sólo queda un reducidísimo número de niños judíos como testigos supervivientes de los lager. De la triada de españoles supervivientes que en 2010 estuvieron en Buchenwal, nos abandonó primeramente Semprún el 7 de junio de 2011; luego Virgilio Peña, a la edad de 102 años, el 6 de julio de 2016; tres años después, el 9 de mayo de 2019, Vicente García Riestra. Virgilio había visitado Huesca en abril de 2010, para el Homenaje que organicé en el IES "Pirámide" en memoria de Mariano Constante, que acababa de fallecer. El último superviviente español de Buchenwald, Vicente García Riestra, nos visitó en diciembre de 2016, en las I Jornadas de Chequia en el Alto Aragón que organizamos con mi compañero y profesor del IES Pirámide Carlos Pérez Vázquez, y que contaron con de una de esas niñas judías supervivientes del Holocausto, la checa Dagmar Lieblová, profesora en el Departamento de Idiomas de la Universidad Carlos de Praga, presidenta de Iniciativa Terezin, superviviente de Terezin, Auschwitz-Birkenau, Neuengamme (kommando de trabajo en Hamburgo) y Bergen-Belsen. Los oscenses recibimos a la Embajadora de Chequia en España, Katerina Lukesova. Dos años más tarde, los días 13 y 14 de diciembre de 2018, tuvieron lugar en Huesca las "II Jornadas de Chequia en el Alto Aragón", que contaron con la presencia del Embajador de Chequia en España, Ivan Jancárek, quien inauguró la exposición de pinturas de Helga Weissová en el Casino oscense. Dagmar volvió a Huesca cinco meses después, el 22 de mayo de 2017, a presentar su libro de memorias "Estoy aquí por un error", en unas Jornadas Fútbol e Historia unidos contra el racismo, que organizamos con el profesor Pérez Vázquez, y con el respaldo de la Fundación Alcoraz. Dagmar dejó este mundo el 22 de marzo de 2018. Su último acto público de concienciación del Holocausto lo tuvo con nuestros alumnos del Pirámide, en el Instituto Cervantes de Praga, el 16 de febrero de 2018. Nada más acabar la reunión, partió al hospital, donde falleció un mes después. En la hemeroteca del Diario del Altoaragón, guardián y depositario de la memoria de las víctimas de la barbarie nazi, se encuentran los artículos, crónicas y necrológicas de estos testigos y supervivientes que escribimos desde 2001. Todo un recordatorio contra la xenofobia, el racismo y el nacionalismo excluyente.

HNATOVA-LUSTIGOVÁ, WEISSOVÁ Y RADIL

En este 27 de enero de 2020, 75 Aniversario de la liberación del campo de concentración y exterminio nazi de Auschwitz-Birkenau por las tropas soviéticas, y fecha erigida en Día Internacional de Recuerdo del Holocausto, ya casi no quedan testigos. Incluso las voces de esos niños judíos que Semprún vaticinó como "el último refugio y baluarte" de la memoria del sufrimiento, se han ido apagando. Así, y ciñéndonos a Buchenwald, el que después se convertiría en gran escritor y el Premio Nobel de Literatura, el húngaro Imre Kertész, falleció el 31 de marzo de 2016. El escritor húngaro-rumano Elie Wiesel, Nobel de la Paz, murió tres meses después, el 2 de julio. Afortunadamente, permanecen como recordatorio permanente nuestras amigas checas Helga Weissová -una niña judía de Praga que sufrió, describió y pintó el Holocausto, y que es mundialmente reconocida por su célebre Diario de Helga y por las impresionantes pinturas del campo-gueto de Terezin- y Hana Hnatova-Lustigová -niña judía de Praga, hermana del escritor y varias veces candidato al Premio Nobel Arnost Lustig, superviviente él mismo de Terezin, Auschwitz-Birkenau y Buchenwald-. Helga y Hana, supervivientes ambas de los campos nazis de Terezin, Auschwitz-Birkenau, Flossenbürg -kommando de trabajos forzados de Freiberg- y Mauthausen, han consagrado su vida a ese imperativo que, según el filósofo de la escuela de Fráncfort Adorno, obliga a los judíos que soportaron los suplicios nazis a "pensar y actuar de modo que Auschwitz no se repita". Su compañero Horkheimer subrayó ese mismo deber ético: "Actuar para que lo atroz no se reproduzca ni caiga en el olvido, asegurar la unión con quienes han muerto en tormentos indecibles". El doctor, neurofisiólogo, investigador social del Holocausto y Académico de la Ciencia de Praga, el judío eslovaco Tomas Radil -superviviente de Auschwitz-Birkenau, y autor del libro Un niño de catorce años en Auschwitz -también- ha hecho suyo ese mandato.

HISTORIA Y MEMORIA

Pese a su avanzada edad y los desgarros, estas tres grandes conciencias morales nos esperan el 16 de febrero en el Instituto Cervantes de Praga -Helga y Hana, por séptimo año consecutivo; Tomas Radil, por segunda vez- para aportarnos su impagable testimonio. De él nos beneficiaremos todos los alumnos del IES "Pirámide", profesores y acompañantes de la VII edición del proyecto educativo "Conocer el Holocausto. Historia, Memoria e Imágenes", que del 9 al 17 de febrero nos llevará por tierras de Alemania, Austria, Polonia y Chequia visitando los escenarios del gran crimen. El gran afecto que nos merecen y la inmensa deuda de gratitud que tenemos contraída con estas generosas y abnegadas víctimas del nazismo, últimos testigos privilegiados de aquellos tiempos sombríos, nos han llevado a organizarles nuestro íntimo y sentido homenaje en este año tan emblemático en que se conmemora el 75 Aniversario de la liberación de los campos nazis: la actuación musical de la soprano Quiteria Muñoz Inglada y la arpista Úrsula Segarra Martínez, que presentarán, en el Instituto Cervantes de Praga y en el Centro Judío de Cracovia, su último disco, "Nanas sefardíes". Así homenajearemos a los miles de judíos sefardíes y de exiliados republicanos españoles martirizados por los nazis. Más de nueve mil españoles pasaron por aquellos campos, de los que el 60 % fue asesinado. En cuanto a los aragoneses, más de mil sufrieron la deportación, pereciendo la mitad.

DIARIOS, DIBUJOS Y PINTURAS

El sufrimiento de los niños en el Holocausto sobrecoge y conmueve leer los diarios y contemplar los dibujos que algunos, como Helga Weissová, realizaron en los guetos y en los campos nazis. En este 2020, 75 años después del final de aquella gran falla de la humanidad, Diario Altoaragón y, en particular, quien suscribe, queremos rendirles nuestro particular homenaje a estos desdichados niños judíos depositarios de aquella amarga memoria.

Etiquetas