Sociedad

LA ENTREVISTA

Rossana Cuevas: "Manos Unidas ayuda a que las mujeres puedan tener su propia vida"

La directora ejecutiva de la Corporación Sol Justicia participa este viernes en la presentación de la Campaña LXI en Huesca

Rossana Cuevas: "Manos Unidas ayuda a que las mujeres puedan tener su propia vida"
Rossana Cuevas: "Manos Unidas ayuda a que las mujeres puedan tener su propia vida"
R.N.

HUESCA.- En los países subdesarrollados, la mujer es víctima de la pobreza y, además, en determinadas sociedades está estigmatizada por el simple hecho de ser mujer.

Para tratar de poner freno a esta realidad, lejana en kilómetros pero no tanto en sentimientos, es importante invertir en formación, "un proceso largo, del que Manos Unidas se da cuenta, contribuyendo a cambiar las vidas de las personas".

"Cambiar el mundo es la mejor inversión". Eso lo asegura Rossana Cuevas, directora ejecutiva de la Corporación Sol Justicia, que compartirá este viernes su experiencia al frente de un proyecto en su Ecuador natal, en el marco de presentación en Huesca de la Campaña LXI de Manos Unidas, que tendrá lugar en el Salón Azul del Casino, a las 19;00 horas.

Cuevas trabaja desde hace años con mujeres víctimas de la violencia de género, un proyecto en el que Manos Unidas colabora desde 2004, "ayudándonos a que las mujeres tengan más oportunidades y puedan elegir su propia vida", en un país en el que la tasa de feminicidio es alta. "El año pasado terminamos con la muerte de cinco mujeres al mes".

En las provincias de Manabí y Guayas y en la zona de los páramos "es más difícil ser mujer que varón", y si a eso se le añade el maltrato, las mujeres quedan totalmente anuladas. Desde la Cooperación Sol Justicia, "les damos la oportunidad para que ellas puedan soñar en su vida", y con la ayuda de Manos Unidas, "les capacitamos y formamos para que generen sus propios ingresos a partir de la fabricación de zapatos muy artesanales, y cuyo significado es que los pueden hacer solas y que son útiles, que valen, una idea que a lo largo de la historia mucha gente se ha encargado de anular".

El proyecto de Manos Unidas está en tres regiones de Ecuador, en los barrios marginales de Guayaquil y Manta y en la zona del Páramo, en la sierra central. En todos los casos se trabaja "con los planes de vida de las mujeres, a las que se presta atención jurídica, para que se puedan defender legalmente, y psicológica, y se les forma para que crean en ellas mismas y sean independientes económicas de sus esposos al volver a casa, consiguiendo que se conciencien de que no es necesario un hombre que genere los recursos para mantener a la familia".

Rossana Cuevas contribuye a que esas mujeres puedan ser lo que ellas quieran, y darles esa oportunidad que no siempre tienen porque, en ocasiones, "la situación es tan dura que ellas mismas se convencen de que no pueden". Revertirla y demostrarles "que tienen dignidad", es algo a lo que todos podemos contribuir. Un "capital semilla de 380 dólares", les ayuda a comenzar "su primer emprendimiento. Luego devuelven ese microcrédito y se le da a otra, y eso es bueno para ellas porque no se les regala nada, es un impulso" para que aprendan a valerse por si mismas, a recuperar su autoestima y a servir de ejemplo a otras mujeres. "Hay esperanza".

Etiquetas