Sociedad

DÍA ESCOLAR DE LA NO VIOLENCIA

Santiago Alastuey Pérez, presidente del Rotary Club oscense: "Debemos seguir promoviendo la paz y el entendimiento"

La asociación celebró este día con decenas de estudiantes, que juntos pidieron que las instituciones continúen manteniendo la concordia y la seguridad

Santiago Alastuey Pérez, presidente del Rotary Club oscense: "Debemos seguir promoviendo la paz y el entendimiento"
Santiago Alastuey Pérez, presidente del Rotary Club oscense: "Debemos seguir promoviendo la paz y el entendimiento"
R.N.

HUESCA.- El Día Escolar de la No Violencia y la Paz se celebró este jueves en Huesca, donde se instó a todas las instituciones y agentes implicados a mantener la concordia y la seguridad que se disfruta en la ciudad.

"Este mensaje adquiere más significado que nunca en la actualidad y hay que hacer un llamamiento a la empatía hacia los demás, porque siempre es necesario", explicó este jueves Santiago Alastuey Pérez, presidente del Rotary Club oscense, organizador del evento.

Según aseguró a los medios, el objetivo de "promover la paz, el buen entendimiento entre las personas y fomentar las buenas relaciones" debe ser "continuado".

Al acto acudieron decenas de estudiantes de los colegios FEC Santa Rosa Alto Aragón y San Viator, que se animaron con la canción Color esperanza y desplegaron una pancarta para celebrar este día.

"Queremos concienciar a todos los escolares con el movimiento de la paz, para que lo interioricen en su ámbito", señaló Alastuey.

El presidente fue el encargado de leer el manifiesto de este año, en el que reivindicó la labor de su colectivo a nivel nacional e internacional.

Alastuey destacó que la paz está presente tanto en el saludo como "en los hechos" del Rotary Club, que promovió, diseñó y financió el Monumento de la Paz, donde tanto él como Miguel Gracia, presidente de la Diputación Provincial, colocaron una corona.

Alastuey descubrió a los presentes lo que ellos llaman "la prueba cuádruple", cuatro preguntas sencillas sobre "lo que pienso o voy a hacer", que son: "¿Es la verdad ?¿Es justo para todos? ¿Aporta valor y mejores relaciones? ¿Beneficia a todos los interesados ".

"Si todas las respuestas son sí, quiere decir que aquello será bueno para mí y para los demás, y generará un clima de paz. Si alguna o algunas respuestas son no, será mejor desistir sobre esa acción o pensamiento", añadió.

Alastuey también valoró que "Huesca es una ciudad en la que no hay guerras ni grandes conflictos sociales", por lo que se puede decir que se vive "en paz".

"Pero mantener esta situación que vivimos es una tarea compleja, que necesita un esfuerzo constante por parte de muchos", agregó.

Para continuar con este objetivo agradeció la labor a los representantes de la Subdelegación del Gobierno, la Policía Nacional, la Guardia Civil, el ejército, las organizaciones empresariales y sindicales, los jueces y fiscales, los funcionarios y el Ayuntamiento, a los que pidió que sigan trabajando en esta línea.

INVITADOS

Como años anteriores, el Rotary Club de Huesca tuvo un invitado de honor entre los colegios oscenses, que en esta ocasión fue el FEC Santa Rosa Alto Aragón.

Los estudiantes del centro participaron en un concurso de redacción sobre este tema, que ganó Miriam Campos con el texto Échale una mano a la paz, que ella misma leyó durante el acto. Además de entregar los premios de este certamen, los rotarios invitaron al Club Ciclista Oscense al evento, en el que también realizó un discurso la subdelegada del Gobierno en Huesca, María Isabel Blasco González.

"La paz es una manera de vivir y de enfrentarse a lo que nos rodea, a la naturaleza, a la sociedad, a los humanos, a los problemas, a los ideales y a las ideologías", aseguró frente a los jóvenes, de los que dijo que entienden "con limpieza y con grandes ideales que la sociedad puede y debe mejorar".

Etiquetas