Sociedad

GASTRONOMÍA

Joanna Artieda muestra en Huesca el arte de los postres

La chef imparte un taller en el que elabora diferentes recetas

Joanna Artieda muestra en Huesca el arte de los postres
Joanna Artieda muestra en Huesca el arte de los postres
R. G.

HUESCA.- Un buen menú siempre tiene que acabar con un buen postre que, lejos de ser una bomba de azúcar, tiene llevar poco “para saber lo que estamos comiendo". La filosofía de trabajo de la postrera Joanna Artieda es hacer “postres saludables” en los que, “además de poco azúcar, que suplo con otro tipo de ingredientes, tiendo a usar poca cantidad de gluten, y el 99 por ciento llevan lácteo, pero no lactosa”.

Esta chef licenciada en Bellas Artes, que nada más terminar su carrera cambio los lapiceros y pinceles por la chaquetilla y los utensilios de cocina, y lo hizo en la Escuela de Hotelería de Pamplona, su ciudad natal, tiene una amplia y dilatada formación, que ha compartido esta tarde con los asistentes al taller 'Procesos creativos conceptuales en pastelería', organizado por la Asociación Provincial de Hostelería y Turismo de Huesca.

La Escuela de Hostelería San Lorenzo ha acogido esta sesión los talleres ‘Huesca la magia de la gastronomía’, en la que la chef navarra ha insistido en la importancia del producto de temporada, “y que sea bueno”, como base para un buen postre. De hecho ella ha elaborado varios, de los que los cocineros se han llevado las recetas y han seguido con atención la ejecuciones.

El objetivo de Joanna Artieda es “que mis enseñanzas las puedan aplicar a cualquier tipo de concepto gastronómico”, porque “quienes trabajan en un asador o en un establecimiento más tradicional de la montaña de Huesca no van a poner unos postres recatados y finos, sino que tendrán que ser acordes a lo que ellos sirven; mientras que hay otros profesionales que trabajan de otra manera y con emplatados más minimalistas, que pueden tirar por otra línea”.

El Milhojas de piña a la brasa, el Carrot cake o el Tattin de sidra fueron algunos de los postres “al plato, es decir, que se emplatan al momento y que son lo que hace que yo sea postrera, no pastelera”, que ha elaborado Joanna Artieda y que han degustado los asistentes al taller, a los que la chef les ha insistido en la necesidad de trabajar “con producto de temporada que sea bueno y tenga sabor, aplicar la técnica tanto de cocina como de pastelería, dos disciplinas de las que yo me nutro siempre, buscar nuevas herramientas y lograr la excelencia dentro de cada postre. No hay que ser conformista y, aunque haya sacado algo y me guste, tengo que tratar de mejorarlo y darle la vuelta para que sea mucho mejor”.

Etiquetas